sábado, 28 de noviembre de 2015

Llueve con sol

Te veo observar la tristeza de los árboles
y quiero llorar sonriendo. 
Porque me fijo, te miro, te veo analizando
lugares y puntos que nadie sabe que son
de paz, yo te veo, ¿sabes?
Te veo esperar a que despierten los lirios
que ni siquiera han sido sembrados, y yo,
te juro que no quiero jurar que también
los espero, quizás amarillos, quizás
tan fragantes, tan llenos de belleza,
de esa simple y serena llave
a lo frágil de las grandes cosas sencillas.
Digo, que te veo, te veo,
y me preguntas por qué siempre
me miras con esa pena, y no es pena,
es tanto amor inesperado en un vistazo,
y desde luego, hay algo
de pena en mi cara, algo tan sublime que suena
a cielo cuando es blues,
que suena a beso cuando se da.
Y todo es tan raro, tan milagroso,
que puedo jurar que no quiero jurar que:
Hoy mi tiempo llueve con sol.

















No hay comentarios:

Publicar un comentario