jueves, 3 de septiembre de 2015

La sed de los muertos

Estuve a punto.
En ese punto,
en esa línea dije cielo.
Hablaron lejos
cuatro palabras,
y nunca más volví a verlos.
No los encuentro.
En esta cuidad
ahora hay menos
palabras de esas
bocas.
Quedaron trazados
lentos suspiros.
Un vaho se repite
y nunca más agua.
Tienen tanta sed
los muertos.





Yia




No hay comentarios:

Publicar un comentario