jueves, 10 de septiembre de 2015

COMO JOHN EL ESQUIZOFRÉNICO


Déjame decirte hermoso
que todavía destilan de luz los lirios
y que ahora es más lenta la ironía
que el suelo se mueve al ritmo que
ya sabes, y que aún guardo la moneda
de ese país que no tiene nombre
Déjame decirte hermoso que es casi viernes
y que siento tanto en los huesos al payaso
de los ojos de sapo y me habla de que estás
a pocas horas de cantar conmigo
la canción esquizofrénica de algún
manicomio blanco
Déjame decirte que amo tu palabra
desde que aún no repta y no late,
la amo, la amo, la amo, entre las causas
perdidas y los tesoros verde azules
Déjame ver, hermoso, cómo esconden el brillo
sonoro de un amor prendido en un camafeo
que llevó la poeta que no he sido
Déjame estirar la poesía hasta
que nunca más y siempre y toda,
y quepa el verso en el amor y cada
sensación sea la que sentimos
cuando nadie sabe que estás conmigo
Y silencio, silencio, silencio
que John duerme y pronto sonará
la canción horrorosa
que tanto nos gusta cantar
en el sitio neutral detrás de los árboles
Cantar porque sí, cuervo, gato, lobo,
espíritu del gozo sagrado y dos mil
soles, cantar porque te amo, porque sí,
porque no le tememos al despertar de John,
y perdonaremos a quien no sabe que él no sabía
que destripar gente no era un ejercicio
Qué culpa tiene el niño...
él no sabe, es el payaso, su mejor amigo,
y son los doctores, y es el haber nacido
Y dirás "Soy un asesino en serie,
como los de mini serie, no tengo familia..."
y yo completaré la otra parte
y seré la Violetita, la que no quiso pintar
con acuarelas y que ahora cuidas
en el cementerio de las niñas rotas,
Y tengo alma, alma mía, lavada con la leche y la
miel que buscaban los caminantes del exilio,
y ya sabes que el mar que se abre
Y así lloraremos con el mero recuerdo
de que es sólo una canción
y éstos sólo son versos que malinterpretan
por el simple hecho de que eres hermoso,
como John








YIA







No hay comentarios:

Publicar un comentario