viernes, 10 de julio de 2015

BRIGDE

Como tendido entre dos puntos
un arco se disfraza de voz
y cupido no sabe que ha lanzado
su mejor flecha.
No tiene idea, no sabe cuán lejos.
No sé yo, de dónde vienen los remos
que me muestra, no lo sé.
No sé yo, cuán alto, no sé qué sol
ni qué información se exhibe
con gracia desde esa altura.
Extremo a extremo, polo a polo,
alguien comenta que debes
devolverme la metáfora
que ves arriba, porque siempre
ha sido mía, siempre he sido tuya.
Sube recta una palabra que dice
que esté alerta para vencer la
parte dura, remar fuerte.
No sé qué conocimiento secreto
se encendió justo del otro lado,
justo de este lado, toda esta frecuencia,
toda esta urgencia.
No sé de dónde nació el agua
que pasa, ni qué país nos espera
para ser durazno en nuestra boca.
Cada vez que un helicóptero pasa,
cada vez que los pájaros vuelan,
de par en par se abre el alma,
el puente se queda.




YIA
















No hay comentarios:

Publicar un comentario