miércoles, 24 de junio de 2015

WELCOME





Estarás esperando por mí en el
vestíbulo de aquel hotel con vista al horizonte.
Almorzaremos en el restaurante
ese en donde me pedirás
unas ostras porque combina
con mi cara de isla, que por cierto no me
encantan, pero crees que te gustan
porque comes asados siempre
y quieres sentirte mar conmigo.
Vestirás camisa azul, quizás blanca,
y un sombrero que me parecerá
gracioso en ti, porque no es lo
usas, pero quieres sentirte exótico.
Te veré más hermoso que nunca,
y más, porque,
vienes por mí, dejando un mundo
lleno de agendas.
Probarás un cigarrillo nuevo,
pero como yo no fumo lo apagarás
enseguida.
No me importa que fumes, lo sabes,
pero quieres ser agradable.
Dirás que son hermosas las sillas
de mimbre, y yo pediré vino
blanco y tú tinto, pero sé que quieres
whisky.
Y me mirarás con lujuría,
pero yo haré como que no lo
noté y te hablaré del clima.
Te miraré como miro a mi
libro favorito cuando le invento
otros finales y etcéteras.
No comeré casi y nos levantaremos
a mirar los alrededores,
y dirás que soy más bella que
la de la foto de promueve
el turismo en uno de los pasillos.
Yo giraré hacia el jardín izquierdo
y mi cabello será un alboroto
y mi flequillo caerá en mi cara
y no tendrás más opción
que retirarlo y darme el más dulce de los besos.
Me acercaré a tu cuerpo y seremos uno,
y me sentiré inmortal justo a tiempo.










YIA

No hay comentarios:

Publicar un comentario