viernes, 5 de junio de 2015

VIERNES EN LA NOCHE


Es viernes en la noche y antes de salir
viene el poema, sucede que nunca me
asusté con lo que hacían tus manos,
tan dulce, tan suave, a veces -como ahora-
contra la pared y muy, muy,
duro el cemento, créeme.
Es viernes y eso dice tanta nada.
Maquillaje imperceptible,
un vestido sencillo quizás o unos jeans,
qué sé yo, cómoda.
Todo se vierte como en un teorema.
Sí, uno de esos en los que te detienes
y dices, mejor sigo mi camino y no
me rompo la cabeza.
Dejo el tema de la pared,
y ya se imaginan
que estaba arreglándome el cabello
y poniéndome algo para lucir
como le gusta a la atmósfera.
Pero hubo cambio de planes
y estoy despeinada escribiendo esto
mientras miro la pared que humea.
(Yo muero de risa, y tú tan suave,
tan tranquilo, inventas de nuevo hacerme la cena.)
Es viernes en la noche y antes de salir
viene el poema.








YIA














No hay comentarios:

Publicar un comentario