viernes, 26 de junio de 2015

SUNRISE


El costo no tiene precio y no es disparate.
El amor te centrifuga un día y en vez
de tener todo calculado todo se vuelve
una calma en la que no sabes qué está
pasando, entonces vas paso a paso,
sin esperar nada, sin montarte en aviones,
sin tener un submarino amarillo, ni una
sombrilla rosa voladora, que haga que choques
con un poste para ver si despiertas de tanta
novedad que no sabes por qué llega.
Yo no elegí nada de lo que tengo
creo que todo vino solo y yo fui espectadora
de cosas que se me salen de las manos
-porque aunque no lo parezca-,
mi sencillez las prefiere vacías.
Y ahí viene el dilema de mis renuncias,
que por ellas me recompensan con el doble
de luces y sorpresas que no comprendo,
para que crea en lo humilde del origen,
para que vea con mis propios ojos, que no es cierto,
que no vinimos a probar la hiel de la vida
y que estamos hechos para celebrar las auroras,
todas, contienen misericordia.






YIA




No hay comentarios:

Publicar un comentario