domingo, 28 de junio de 2015

LUZ EN LAS ALTURAS








¿No te he dicho que vas a ver?
Te lo repito.
No te he dicho que si esperas...
¿No te he dicho tanto, que todo es pasajero,
y que no es lo que tus ojos perciben?
Que lo que sientes es tuyo porque
es tu íntimo esfuerzo por no
dormir el sueño,
que tampoco es la muerte
y que sólo es descanso...
¿No te he dicho que no puedes
alcanzar lo que no está permitido
y que tú sólo abres las puertas
cuando crees que las abres?
Cuánto más serás eco de un
vacío, cuánto más robarán
de lo que es tuyo -y que no reclamaste-
porque no tienes la valentía de ser
del rebaño de los sabios...
Tu corazón duro teme.
Tu corazón duro, duro,
no tiene la culpa,
no quiere ser piedra,
pero está lastimado, -eso se entiende-,
eso está en cuenta,
que tu corazón
no sabe que el amor es amor desde
esa dureza que no lo libra de amar.
No lo exime.
¿No te he dicho que si lloras sembrando
segarás con regocijo?
¿No te he dicho que hay luz
en las alturas,

y que esas luces son tuyas?
¿No te he dicho?
Te lo he dicho desde siempre,
desde siempre te lo he dicho.











YIA









No hay comentarios:

Publicar un comentario