jueves, 11 de junio de 2015

EN ESE TONO 2


Cómo decir lo que siento
si toca lo profundo del mar
y sube y da vueltas con las miles
de especies, y los monstruos y las ballenas,
etcétera, etcétera.
Cómo decir que soy la mujer que lloró
hasta llegar al punto crucial de todos
los puntos más extraños de las páginas.
Porque cómo decir, cómo decir,
que un libro ha reclamado mi nombre
y junto con eso tuve la entrada
a un -qué sé yo- de melodías interminables
que puedo pausar si me rindo y no,
que puedo seguir si avivo lo acordado,
en medio de los tiempos,
de su voz a mi voz.
Cómo decir que estoy flotando si todavía
falta espacio para que pueda volar todo
esto que siento.
Cómo decir que me ha escuchado,
el lirio más valle de los lirios.
Cómo hacer si te dan un regalo que no esperas
tan pronto, y cómo dar gracias por tanto,
porque recordando el poema, En Tono de Sigionot,
-sabía que pasaría-, pero en ese momento,
no podía comprender por qué me salió así.
Fue en ese tono, en ese resplandor, en ese frenesí,
que abrió su mano, con un simple gesto abrió su mano.
-allí estaba escondido su poder-
y buscó exactamente hacerme conocer que
fue percibido lo que pronuncié con luz.
Yo no sé ustedes,
pero esta mañana he visto la gloria:
Pedí algo con detalles explícitos,
y justo así se me dio.

(Cómo puedo escribir que estoy feliz.)





YIA






No hay comentarios:

Publicar un comentario