miércoles, 20 de mayo de 2015

A falta de jardines

(A Salem)



Me lleva por un camino,
se queda pensativo, me dice:
odio parecerme al cantante
que te gusta, pero está bien.
Tal fue la coincidencia.
Quizás tú ya sabías cómo
palpitaría el corazón por vez primera.
No hay flores cerca.
Se agacha y murmura, no mires,
me regala una hojita de menta.
Susurro un canto de algo que
conoce, y miro la hojita.
Sonríe y dice: así no se
pronuncia la letra de Human Tissue,
pero qué hermosa respuesta.
(Muero de risa)
Tu voz es la flor que mi alma
busca, lo dice a la vez
que nos sentamos en el suelo.
Yo he tenido vistas preciosas
pero ninguna como esta,
tus ojos inocentes en medio
de la vida que nos rodea.
A falta de jardines
uno puede subirse al cielo,
con tu mirada fija.





YIA





No hay comentarios:

Publicar un comentario