lunes, 13 de abril de 2015

BESTIAS


Me llevan a un lugar sin moverme del sitio.
Seguramente saben el coraje que tengo,
por eso tienden a estremecer mis sentidos.
Destapo un hueco porque eludieron
algunos que existe, la huidiza, que será
asesinada en un día corriente.
Me llevan y sólo en silencio se abre un pasaje.
He abierto un cerrojo en viento azul
que estuvo en el desierto con, la tortuosa,
siendo a la vez el poema intuitivo
y de nuevo, viendo la espada feroz y poderosa,
escribo que Leviatán se ha vuelto
a esconder entre las aguas y un más profundo
y no dudo que ha de morar hasta que otro
como yo, vea que un general ha tomado
la mano de todo el ejército.
El mar arroja ahora un misterio que no
es razonable a la razón pues si ojos
no ven, no conocen, aunque de cierto es que
habita un dragón dando coces esperando demostrar
que hay abismos perdidos,
tan perdidos que ni tu conocimiento llevado
a lo más lejano de ese inmenso hondo negro
y facultativo lazo, no será comprendido.
Es el paso a demostrar que no llegamos
sin que nos muestren las maravillosas primicias

que ojos no han visto.













YIA












YIA

No hay comentarios:

Publicar un comentario