miércoles, 4 de febrero de 2015

VERSIÓN SANO JUICIO


Es como, me gusta el fango, amo el fango,
como los cerdos espero que me echen perlas,
pero aquí sólo han echado demonios.
Son muchos, por eso Legión es su nombre, -y como todas las
manzanas podridas quiere que todas las manzanas se pudran.-
Y caer pendiente abajo, con gusto,
así el aplauso se siente mientras me corto con las piedras,
así la atención se retiene en mis cadenas.
Pero sigo barranco abajo.
Porque allá de donde vengo vienen las quejas
y siento tumbas, pero no busco salir de ellas ni del fango,
y me quedo así, porque qué satisfacción que mi dolor vean,
mientras tiendo la embosca y justifico mis vampiros energéticos
que roban aliento para que se infle mi espíritu maligno,
-que se divide en varios-
que recreo una y otra vez para sentirme entre la hoguera
y que todo el pueblo vea
como me queman, en supuesto sano juicio.
Echaré culpas a quienes no la tienen, porque señalando a otros,
dedos de mi mano me señalan,
("Tú seguirás siendo una hiena, etc... declara el demonio
que me coronó con tan amables amapolas.
"Gana la muerte con todos tus apetitos,
y con tu egoísmo y con todos los pecados capitales")
y cito a Rimbaud,
para jugarle una mala pasada a la locura.
Ya los estoy convenciendo, que vengan las perlas,
me gusta el fango, como los cerdos.







YIA





1 comentario: