martes, 17 de febrero de 2015

CORPUS




Es así.
Si supieran el peso de lo que dicen, no lo dirían.
Si vieran tan sólo. 
Si experimentaran un momento.
-No somos tan listos.
No hemos aprendido nada
y nada es más que negativo en esta recta.-
Es así, abriremos Gomorra con platillos y flautas,
inauguraremos las puertas con pintura escarlata,
y la inocencia huirá de manera temprana.
Es así, daremos voces en cuello, resentidos,
rotos, adultos que no cumplieron sueños sin odiar a otro.
Así la ruina esparciendo la ceniza,
el frío que no tolera versiones celestes,
porque es obsoleto...
Qué pena.
Qué limpios eran los gestos en aquellas palabras
que ensuciaron, qué vano es el reflejo.
Qué injusta la boca cuando habla sin saber
lo que está del otro lado.
Qué odio mueve las masas.
Qué términos usa la vileza para disfrazar
la falta de respeto hacia las cosas sagradas.
Qué vergüenza es ser humano entre tanta bestia agradecida.
Porque creo que si los animales hablaran
de seguro dirían, gracias, cuando los llenas de cuidados.
Es así, hasta aquí han tenido misericordia de nosotros,
sin merecer ni una sola mañana de júbilo.
Pero así pagamos, odiando.
-"Me odian sin motivo" pero creo que la razón existe,
y lo saben.
Me niego a negar a mi Padre, aunque me expulsen.
Aunque quieran matarme, yo tengo vida en otra parte.-
Las palabras siguen vigentes:
"Perdónalos, porque no saben lo que hacen"
Y me incluyo llorosa, mirando el Gólgota,
y viendo de cerca como aún, te crucifican.
Yo sigo aquí de espectadora, sin decir: vivir o morir.
Porque Cielo e Infierno, realmente, no son nombres,
son verbos, y son eternos.








YIA






No hay comentarios:

Publicar un comentario