domingo, 15 de febrero de 2015

21 DE FEBRERO




No quiero despertarlos. Por eso mi voz es suave como este poema.
Ellos saben, en una semana no seré la misma.
Pronto voy a alcanzarlos y el ruido no será problema. 
En una semana estaré mirando de otra forma, besaré con otra boca,
escribiré con otras letras. Hablaré lenguas que darán vida.
No seré un dilema. No caminaré desvirtuando razones,
ya no creerán que imagino pistas secretas.
Todos saben cuánto seduce, cuánto llama,
pero no quiero despertarlos,
porque ellos saben lo que yo sé sin que sea mi turno.
Porque no hubo más tiempo. Se acabaron las fechas
para ellos.
Se rompió el antes y el después del aliento,
con un giro de un designio perfecto.
Yo, no quiero manchar sus nombres, tengo flores para cada uno,
tengo cuentos que debo contarles mirando la torre,
mirando las gemas que no puedo mencionar en voz alta.
Ahora, sé que pasar al blanco requiere el festín de los insectos.
Y quiero que sepas, antes, antes de que coman nuestra mirada,
antes de el río ya no nos nombre, antes de que el mundo no sea como era.
Quiero que sepas que soy feliz, que hay paz abrigando mi
pecho con cada latido.
Quiero que sepan los zorros, los cuervos,
los escarabajos, las mariposas y mis amados los helmintos,
que yo sí te conocí, que lo sepan todas las especies,
que no hay amor como tu amor.
Que te mostraste ante mí, con una manera que nadie va a creer
porque tú quisiste que fuera así, porque para esto nací.
Para hablar de lo inexplicable, para escribir lo que callan los robles
cuando su color cae. Nací, para explicar la luz
de la luciérnaga, y para ti, nací para ti.
En una semana no seré la misma,
estaremos de la mano mirando las tumbas.
No los despiertes, amor.
El amor, seguirá siendo amor, y yo no quiero despertarlos,
porque ellos nos van a seguir para que hablemos como hablan ellos,
para que busquemos a quienes aman, para que les digamos que es cierto,
que hay un hogar lejos de aquí.
En una semana, estaré más cerca.
Voy a morir.




YIA





No hay comentarios:

Publicar un comentario