lunes, 26 de enero de 2015

Ahí está la mirada punzante
dispuesta a juzgar lo que no comprende
Alimentándose del espacio del otro,
que no le pertenece
Ahí está la burla expuesta en la lista de infamias
y la mucha plática que encierra mentira
Ahí va con su sonrisa falsa pendiente
a lo que hace o dice el otro
para tapar su descontento consigo mismo
Ahí va a mortificarse
porque no acepta que para vivir vinimos
Qué le pasa a tu espíritu
Qué no tolera tu rabia
Ahí el desconocido


Yia






No hay comentarios:

Publicar un comentario