sábado, 20 de diciembre de 2014

Los misterios



Nunca más dolor y lejos entre la lluvia seremos nuevos.
Y nunca más lloraré, seré dulce como la miel.
No sabré de ayer, y tus brazos darán calor sin dioses falsos,
y nunca más amargo sol.
Estaremos satisfechos, y contaremos de noche las estrellas
que estiraremos hasta nuestros ojos.
Nunca más quemará el fuego,
y tú serás luminoso cayado en mi mano,
y pastorearemos las montañas con la palabra de amor
que nos nació desde el primer momento.
Nunca más los años cambiarán los rostros,
no habrán posibles fracasos.
Seremos agua que cae y se deja posar en el mar,
y hablaremos las lenguas de las profundidades
que desde ahora nos susurran poemas que nos dejan temblando,
y nuestras frentes besarán para siempre los misterios.





YIA

1 comentario:

  1. No sabré de ayer, y tus brazos darán calor sin dioses falsos,
    y nunca más amargo sol. Te abrazo hiija. Y todo lo que necesito, es que mi abrazo, te llegue.

    ResponderEliminar