lunes, 27 de octubre de 2014

CRUSH




Oiga señorita, yo siempre la veo, usted siempre tan bien arreglada y combinadita.
La he visto de cabello negro, rubio, marrón y ahora con ese borgoña que la queda perfecto a su tono de piel. La veo con vestidos como de esas mujeres clásicas de las películas. A usted le queda tan bonito que traiga esos estilos femeninos que se van perdiendo, ya casi todas usan pantalones la mayoría del tiempo. Aunque un día la vi con uno que parecía de cuero, negro, y casi me da un infarto, dije en mi mente: le quedan mejor que a Shakira. Tiene tan buen gusto. 
Parece una estrella de cine, y no me mire así que no exagero. La veo todos los días y tengo que detenerme a mirarla. Pero lo que más me llamó la atención fue que el otro día la vi con un bulto grande y con zapatos deportivos, creo que se dirigía al gimnasio o algo así, no llevaba ni gota de maquillaje y se veía aun más hermosa... se lo juro que creí que era una aparición mística o una divinidad que había venido a hacer algún milagro. Usted ha hecho que desee llegar temprano sólo para verla sonreír después de decir: buenos días. Dígame su nombre por favor, que deseo saber como se llama la única mujer que con instantes breves ha hecho que mi mundo se detenga por instantes largos.
-me dijo















No hay comentarios:

Publicar un comentario