lunes, 29 de septiembre de 2014

LENGUAS DE FUEGO



Todo el lenguaje es metáfora.
Desde Babel, quizás antes.
El idioma del cielo, ha vertido 
su esencia. Han hablado los astros.
He puesto a prueba mi distracción,
sin enajenarme de esa calma.
Un giro inesperado acecha tras
el coraje, sin presumir la nada.
Es el momento de tomar las riendas,
sus presunciones de cambio
se asoman, una estación
llena, lo que la tristeza
nos arroja en la cara.
Cerca, a primera hora, con el frío.
Con el temblor del cuerpo
cuando el mundo convulsiona.
He visto jóvenes fumando las horas,
en un banco, con el humo subiendo
formando el futuro, un ir aproximado
a la dimensión que escogieron.
Yo los veo, surtiendo sus alas,
mirando a lo lejos, queriendo no querer
tanto.
He pasado la cuerda y tomo asiento.
Estoy sentada al lado de uno
que piensa que no es tarde para crear
un combustible distinto.
El otro no habla, pero
he visto que trae una flecha y un arco.
De seguro piensa que es cupido,
o algo parecido, quizás admira
el centro de todo, dar en el blanco.
A cualquier hora, querer ser camino.
Atar a su lengua, el fuego que arde
cuando es necesario.
He conocido la cordura cuando es frágil
y entre tantas vidas, reconozco una,
y soy otra, habito este cuerpo,
teniendo versiones distintas,
y soy la misma.
Que conste que el sol no me contó
los secretos de la luna.
Me reinventado porque observo las cosas,
y el camino se ha escrito solo.
No sé quién soy si no me despedazo
en la tinta.
Breve placer, que disfruto
a diario, como si todo dependiera
de creer en algo.
Como los chicos del banco,
los que descansan -un poco- del viaje.
Los camaradas que sueñan mientras
llegan, mientras copulan
con las ideas, con las ganas,
de veras.
Esa estela.
El mirar cotidiano que viene como alivio,
ese esperar un milagro, ese saber que algo
llega, esa fe de que se acercan los mejores
días de la vida.
Esa brecha.
Ese lenguaje inventado
por el alma.
Ese cambio radical, el drástico,
ese muérete de amor, al fin y al cabo.
Ahora o nunca.










Yia

No hay comentarios:

Publicar un comentario