miércoles, 9 de julio de 2014

Hubo Poetas



Aunque te guste, poeta,
aunque te empeñes en mirar la ciencia
en medir las cosas
en conglomerar estrategias
lo tuyo no es eso poeta.

Aunque te llame la física
el sicoanálisis, la biopolítica
la bioquímica, la bio, bio, de la biología
y te guste, y te gusten las medidas
y los métodos,
lo tuyo no fue el perfecto orden
tú nunca fuiste matemático
te gusta sí, lo miras
y puede que lo domines a la perfección
dices conocimiento, y eso ayuda claro.

Tú nunca fuiste micólogo, geógrafo
quizás sabes nombrar a todas las hojas
pero de botánico, no luces tanto
no te queda completo el trato
con el alma.

Lo tuyo poeta, no es parecer erudito
no te interesa que si lo eres lo noten
no te seduce la lógica y te da lo mismo
lo que decía Aristóteles.
A ti la estadística te da pereza
te aburren los frascos de colores
la cuántica, la analítica avanzada no te dice
nada, te gusta sí, la usas sin darte cuenta
la estudiaste sí, te aclara la mente
por momentos, se queda grabado, sí.

Pero tú poeta, lo tuyo no es ser científico
aunque lo seas, aunque tu sangre
sepa en el centro cuántas plaquetas están
haciendo bien su trabajo.
Lo tuyo poeta. Lo tuyo no son las leyes
ni las fórmulas, ni las ecuaciones
de las formas que dijo Pitágoras.

Lo tuyo es volar, poeta,
ver las cosas en donde no están
lo tuyo es lo más parecido a creer de verdad
lo tuyo siempre fue fabricar utopías en un papel
fue nombrar lo inexistente y hacerlo realidad.
Lo tuyo poeta fue sentir, fue desnudar miradas
fue vencer la muerte y hacerle el amor
a cualquier hora.
Lo tuyo poeta es mejor que un análisis forense
es conquistar los espacios y los órganos
de los vivos y hacerlos infinitos.
Lo tuyo es mejor que cualquier astronomía
conoces la luna y las estrellas con sólo
salir al balcón o desde tu habitación
escribiendo un poco.
(Ah, y sin telescopio.)
Lo tuyo poeta es más que salvar el mundo.

Que luego cuando mañana sea el pasar de los siglos
alguien diga.
Hubo Poes que no usaban opio
y ponían sus ojos en lo oscuro para ver la luz en alguna grieta.
Hubo Baudelaires que tenían flores del bien.
Hubo Safos tan zafadas que armonizaban todo.
Hubo Robin Hoodes que se volvieron poetas y
alimentaban los pueblos.
Hubo sí, Quijotes que seducían lo que no existía
para hacerlo tangible.
Hubo gente menos normal
menos predecible, que no quepa duda
que construían utopías con tal gravedad
que intentaban soñar paz, lograr paz.
Hubo Antígonas que eran el faro de los ciegos
el camino a un sitio más acogedor y menos sangriento.
Decir a ojos cerrados que hubo Sanchos
que no dejaron atrás a su mejor amigo.
Que hubo poetas.
Que hubo gente que no sólo buscaba el orden yámbico
que no sólo coleccionaba palabras
rimbombantes y estruendos para herir a otros.
Que hubo fabricantes de belleza genuina.
Hacedores de vida cuya misión fue dignificar la especie.
Hubo poetas.



Yia














1 comentario:

  1. Gente menos normal habita a Eros, se revuelve en sus cálidas entrañas, busca el hoy de frenesíes que no le llegan, hurgando con sus uñas bautizos, luego muere de versos aún hilados, con albores de días en fermento...cómo duele el anís que gorgoteas, cuando llega la letra ya postrera y se acaba tu voz entre silencios...Pero mientras...qué belleza. Gracias Yia...

    ResponderEliminar