miércoles, 11 de junio de 2014

Resistir es la palabra



En la promesa de abarcarte, el miedo me sustituye, y a ti, a ti te pone a girar en un tiempo que ni siquiera existe. En la cuestión de nuestros nombres, la vida segrega atajos que no coinciden con el pacto que hace que nuestros ojos estallen. Nos pone una trampa vil llena de preguntas innecesarias que a la vez nos salvan pero a veces, a veces, amor, me debilito. A veces me enojo, ya sabes, y pongo la cara que dices que te gusta. Otras veces llega la luz posible y se queda el sabor de tu beso, ese que retengo sin metáforas. Pero hoy no, así que haré un espacio entre todas las odas y no diré nada. Hoy no, hoy no quiero detenerte, hoy los ángeles están cansados de ayudarme. Hoy miro la esperanza sin contarle que respiras hondamente en algún poema de algún poeta que conoce noches como esta. Ya sabes, nuestra historia viene arrastrando vidas, amor, lo nuestro comenzó mucho antes de que el sol fuera sol. Resistir es la palabra, y yo soy una llorona, un desastre. Digo eso y me da gracia, recuerdo el gesto que pondrías, te veo diciendo, eres el desastre que me encanta.




Foto: Resistir es la palabra

En la promesa de abarcarte, el miedo me sustituye, y a ti, a ti te pone a girar en un tiempo que ni siquiera existe. En la cuestión de nuestros nombres, la vida segrega atajos que no coinciden con el pacto que hace que nuestros ojos estallen. Nos pone una trampa vil llena de preguntas innecesarias que a la vez nos salvan pero a veces, a veces, amor, me debilito. A veces me enojo, ya sabes, y pongo la cara que dices que te gusta. Otras veces llega la luz posible y se queda el sabor de tu beso, ese que retengo sin metáforas. Pero hoy no, así que haré un espacio entre todas las odas y no diré nada. Hoy no, hoy no quiero detenerte, hoy los ángeles están cansados de ayudarme. Hoy miro la esperanza sin contarle que respiras hondamente en algún poema de algún poeta que conoce noches como esta. Ya sabes, nuestra historia viene arrastrando vidas, amor, lo nuestro comenzó mucho antes de que el sol fuera sol. Resistir es la palabra, y yo soy una llorona, un desastre. Digo eso y me da gracia, recuerdo el gesto que pondrías, te veo diciendo, eres el desastre que me encanta. 

Yia








Yia































No hay comentarios:

Publicar un comentario