miércoles, 7 de mayo de 2014

El poema



El día ha declinado. 
Por qué el rostro triste.
Qué has perdido 
si no posees nada. 
Qué aterroriza tu sino.
Qué te robó el pensamiento.
Qué ansiedad te dijo
que estás solo.
Qué no ven los ojos
y no palpan las manos.
Acaso tu única conversación
es crisis.
Acaso tus lágrimas
son para siempre.
Acaso tu espíritu
no tiene piel
en las estrellas.
Oh, por qué esclavizas
tu faz al sepulcro.
Si la tumba tiene fecha.
Qué te ha dicho el corazón.
Qué sostiene tu confianza.
Quién maneja tu fémur
y todo lo que trabaja
sin que la voluntad quiera.
Por qué tu llanto no entiende
que tú tienes la fuerza.
La transformación no caduca.
La tempestad siempre se calma.
A diario escribe un poeta.
A diario sale la luna.
El poema siempre regresa.

Yia































No hay comentarios:

Publicar un comentario