sábado, 24 de mayo de 2014

Dr. Paul Robertson (Sirenas)



La naturaleza te rinde tributo.
Porque tú, porque tú.
Tú las encontraste
tal y como las viste de niño.
Tus ojos lucieron el azul de siempre,
tus ojos no mienten,
el mar se mueve en tu precipicio.
La incógnita no pudo detener tu talento.
Greenland, Denmark, allá escucharon.
Tu hallazgo se mide con algo no que cabe
en el raciocinio humano.
Y allí estás tú ensimismado,
loco de atar por ver que acepten tus teorías.
Tus documentos, tus vídeos, tus fotografías.
Ante ti la verdad ofrece holocaustos.
Ante el murmullo de tantas noches
se inclinan los seres lejanos.
Las profundidades no son tan profundas
pues ellas de ti se enamoraron,
yo hubiese hecho lo mismo.
Si fuera sirena, - que de hecho lo soy-
tu pasión me hubiese
animado a salir a la vista de todos.
Esta noche soy yo la que te canto.








Yia




















No hay comentarios:

Publicar un comentario