miércoles, 9 de abril de 2014

Espíritu burlón




¿Ahora qué?, espíritu burlón.
¿Qué te pasó?
¿Ya vieron tu talón?
¿Te tocó la hora?
Por sus insultos los conocerás
dijo no sé quién, quizás lo dije yo.
Sólo recuerda que de la abundancia del tun tun
habla el tan tan, corazón.
Ya sé que te reíste una y otra vez
cuando se cayó la estrella del ojo derecho,
ahora el estrellado es otro que no merece la pena 
es más cuando te miro 
recuerdo que no tienes razón.
Después de todo hay un después
de todos los verbos 
y que conste que no estoy hablando del antes
ni de la sumatoria de todas las nadas 
que incluye el manjar de dos.
Es difícil sumergirse en aguas profundas,
pero dejemos el tedio
y vayamos a la acción. 
¿Has vuelto, espíritu burlón?
Te dije que me dejes escribir.
¿No ves que todo va bien 
hasta que te paras ahí?
¿No te das cuenta que no tocas
vela en el entierro,
y que en la mesa las cartas dicen
que él no entiende mi jerga,
y que en este momento
está pensando en mí? 
¡Vete de aquí!
Como les iba diciendo, señoras y señores.
Es cierto que el amor es claro 
y que hay que perdonar 
a la mujer del estrado,
¿ya les dijo la otra que la pérfida ramera 
nos robó la nota
y que el gobierno es estiércol 
de vaca botando metano, llevándolo al Sol?
Ah, bueno entonces pasemos 
a lo que vine a contarles 
antes de que entrara el espectro ladrón.
Resulta: 
Que el suspenso pasó de nuestro lado
y el momento aromatizado lanzó feromonas
sin ton ni son y allí estaba él y allí estaba yo
ojo con ojo un rayo llegó,
como un laser, un flash, un 'que sé yo'.
Un olor sin olor color amor detuvo el tiempo
y ese minuto grabó en el cerebro 60 segundos 
que ni Planck definió.
Y esa imagen repitió, rewind, play, on,
de nuevo, de nuevo, de nuevo,
de manera que el polo opuesto
captó la atención.
Total a la larga
el ahora es mejor que el nunca, mi gente. 
Puede que sea cierto eso de mientras,
y que mientras tanto un 'luego te veré'
llenará el vacío que la sonrisa dejó.
Y volviendo a la mesa una bruja
me cuenta que la bruja soy yo,
que la sacerdotisa es una gran señora,
pero que definitivamente
el quizás me tentó.
Ves, te lo dije, tú no puedes conmigo,
espíritu burlón.

























No hay comentarios:

Publicar un comentario