miércoles, 30 de abril de 2014

Be Yia



Sé Némesis, cumbre en la noche. 
La que el resto olvida. Sé sueño implacable. 
La risa fría. Luz tenue que llora escondida. 
Horizontes que se aman en cualquier parte, 
mundos invisibles, que descienden entre mil cuchillas. 
Sé tú misma. -Nunca me dejaste sola. No amor. 
-Si no fueses tan puta no serías tan mía -y solo mía-.
Sé constante en la balada. 

Grito en los párpados de no sé quién demonios, hostiga.
Sé palabra en medio del roce.
Salvajemente cuerda entre la llovizna.
-Si no me besaras así no sé qué haría-
Sé muerte en la cara de los secretos,
en la verdad que ostenta el sepulcro.
Llora mientras te quede llanto.
Pero luego suéltate el pelo.
Sé consciente del páramo y de las rocas.
Desnuda el mar mientras te desnudas.
-Te amo, mía. Yo también te amo, mío.
Sé la herida del suelo, el germen que late. La flor bautista.
-Eres tú y las sombras-. Me dices al oído.
Sé la noche. A tientas.
Tiembla, gime, que la noche resiste,
que la vida que se ahoga luego respira.
Sé oscura. Be dark, be you, be Yia.



Yia

No hay comentarios:

Publicar un comentario