miércoles, 16 de octubre de 2013

Pirámide



Toca la retórica en mi mano.
No seamos condenados con el mundo.
Desprende lo que conciben los milagros
atemos lo honroso en el atajo.
No es contra sangre ni carne
no es contra judíos o griegos
no pelearemos contra libres o esclavos.
Pasemos de inadvertidos por el tiempo.
Dejemos huellas en los simientes
-tenemos de romper el triángulo-
Ellos saben que van a encontrarnos
pero nuestra estrategia es contundente.
Me he disfrazado de uno de tantos
y sólo tú lo has notado.
Acaso viste lo falso de mi marca
puedo borrarla con saliva 
si llueve se me gasta.
Ven conmigo intermediario
impregna tu rastro sabio
-que ellos confunden sabiduría
con conocimiento...-
están equivocados.
Activa tu fusil de asalto
toma tu bandera y espada.
Tu don de palabra va a fusilarlos.



Yia





























No hay comentarios:

Publicar un comentario