jueves, 15 de agosto de 2013

Helena

Qué eres, quién eres, qué viste en mí, que no ves en el gentío. Deberías saber como termina Troya. Los giros me hicieron silente matadora. Pero ven, dime. Qué te conmueve de mí, 
por qué arriesgas tu legado, 
por qué entregas
tus vestiduras en mis manos. 
Si solo soy hermosa.










YIA









No hay comentarios:

Publicar un comentario