jueves, 2 de mayo de 2013

3.14159265359...






Yo no sé cómo la gente ama. Yo no entiendo lo desmedido de eso. La realidad es que son muchas las cosas que me pregunto, y en efecto, invento mis propias formas de interpretar el suspenso. De hecho, ayer me preguntaba sobre algo nuevo, y para canalizarlo, trataba de acumular palabras en desorden. Ponía cierta pasión en lo que escribía, luego las leía y formaba frases. Les ponía colores, olores, sabores, belleza, porque yo no tengo que probarle a nada a nadie, pero sí, tengo que utilizar lo que tengo para regalarlo a quien le falte. Yo escribo para mi salvación, para respirar mi poesía, eso que yo percibo mío, eso que abre todas mis puertas. 

Yo no sé cómo la gente ama, pero me he puesto a pensarlo, y lo clasifico de tantas maneras que si me pusiera a enumerarlas se morirían de risa por largo rato. Hay quienes me preguntan - ¿Cómo amas, Yia? ¿Cuánto amas?- Y yo no puedo decirles, no porque no sepa, sino porque no deseo romper el encanto de disfrutar el guardármelo. Entonces me di a la tarea de contestar de forma simple a preguntas grandes. Contestar algo así como "Porque me gusta hacerlo", "Porque no quiero dejarte", "Porque eso me hace feliz", "Porque te vi y me encantaste''. A la pregunta "¿Por qué escribes después de hacer el amor?" -contesto- Otros se duermen o fuman algo, pues bueno yo escribo.
Hay quienes me preguntan por qué hablas poco, por qué no quieres charlar un rato. (Claro que hablo mucho, la diferencia es que pienso antes de hablar) -A eso contesto, porque las palabras son filosas y las uso en el momento indicado.-
Las palabras deben respetarse, deben usarse de la mejor manera posible, porque son armas que pueden cortar, por eso siempre contesto corto y con la verdad. No intento desarmar, desmejorar, desangrar, desintegrar, desanimar o desamar al otro, sólo intento ser lo más transparente posible. Soy una mujer de palabra, pero definitivamente, aprecio la fuerza de la vulnerabilidad.


Yo no sé cómo la gente ama, pero hoy quiero decirte, cómo te amo. Sabes, también es una respuesta simple. Y también la contesto con la pasión que eso conlleva. (Aquí va)
- Yo te amo bien bonito. Sí, bien bonito, como cuando cae la luna y sale sol. Yo te amo, bien bonito, suavecito, como un beso primero y como el abrazo último pero infinito. Yo te amo bien sentido, no como ama cualquiera, yo te amo como aman los niños. A eso le sumo la sabiduría que me dieron las lágrimas, la alegría, los años, los abismos, y eso hace que te ame así de hermoso, así de vívido. Yo no sé como ama la gente, de verdad no sé ni como explicarte que siento sin querer sentirlo. Sólo sé que el cielo es grande, 

pero lo que siento es más inmenso que todo lo que ven mis ojos y lo que no han visto.






Yia






































No hay comentarios:

Publicar un comentario