sábado, 30 de junio de 2012

Tinta




Podría escribir con las manos atadas,
aun de esa manera tocaría las letras
que enloquecerían a los inexistentes.
Podría escribir con la mirada perdida
como si la vida fuera otra,
y se escapara por mis pestañas,
en la avenida infinita...
Escribiría en un abismo,
cerraría con llave las puertas
y escribiría de todo lo que no llega a mi vista.
Escribiría, escribiría aun en el fondo del mar
con el líquido oscuro que destilan los pulpos
defendiendo mi pasión, haría misterios al desnudo.
Escribiría con la memoria vacía,
con la expectativa de anular lo que no me gusta,
lo que no me estima.
Podría escribir mientras vuelo, dejaría la estela
marcaría mis pasos sin dejar huellas.
Escribiría en la mente de alguien, no me olvidaría
dejaría allí mi pequeño nombre, lo repetiría
Yia, Yia, Yia...
Escribiría desde el ocaso, en las nubes de poesía...
Escribiría con todo lo que la memoria me critica,
con la mayoría de los años que me faltan, escribiría.
Escribiría desde la profundidad de mi alma
que aunque callada, grita.
Escribiría si me faltara aliento
y me sobrara tiempo en el cementerio, escribiría.
Porque después de muerta
pediría permiso para ser tinta.








Pregúntale al agua! (des-ahogo)





Creí perder la paciencia. Pensaba que cuando la mitad del agua golpeara la mitad de mis miedos, estallaría en llanto.
Nunca tuve suficiente miedo como para escapar, soy tan joven de espíritu que no me importa desordenar el reloj,


 y moverlo hacia atrás. Difícil tarea, no?

La temperatura era la exacta para incorporarme.
El escalón que daba a la bajada del lado izquierdo, brillaba como un rayo de sol. Mi madre ya no estaba en casa (se fue, no está, no estará). Dicen que está en cielo, puede ser, por que ya no la veo, sólo veo nubes y un azul que varía cuando dejo de mirarlo. Mi padre ya no es el mismo, no me conoce como quisiera. Mis hermanos están lejos (aunque los veo todos los días). Mis amigos renunciaron, sintieron que yo era una amenaza. No supieron notar que combino mis aretes con el esmalte de las uñas. Nunca tuvieron tiempo para cantar conmigo la canción que nos daba la felicidad. Crecieron de una manera extraña, se volvieron serios, ya no juegan a la rayuela, ya no juegan a recordar.

Las letras volvieron. Los rostros pasaron, el miedo se ha ido.
Y tú? Miráme tú, conóceme tal cual soy, estoy aquí descalza, con la misma piel que hace días te encontró. 


Recuerdo que me dijiste:
"Eres hermosa en todo el sentido", me hubiese gustado escuchar esas palabras de la boca de mi padre, pero me las dijiste tú. Te debo eso, aunque nunca sabrás que para mí fue importante. Hiciste que viera a la que fui y a la que soy, vi el reflejo de mi propia cara. La edad que tengo sabe la fecha en mi licencia de conducir, pero yo sigo siendo la que sonríe y llora en intervalos diferentes.

En el cristal de enfrente, un reflejo; miro, y miro bien.

"Hay una niña que no deja de querer, y desea ir a mojarse los pies"


Miré hacia arriba y en ese instante supe que era el momento apropiado para tomar la decisión. No parecía que iba a llover, aunque se avecinaba una tormenta. La mayoría de las flores ya habían caído, una alfombra de olor y hermosos pétalos se movían. Parecían perlas flotantes danzando en un hilo invisible. Era la verdad! La niña yo, sabía que nada iba a cambiar, pero tenía que volverme a encontrar. Yo tenía la certeza de que algún día tendría el valor para desmesurar lo incontable y hacerlo fragmentado para continuar. 







Banda sonora: http://youtu.be/tFtC_iPNo0Y
Fotografía de Elena Kalis









lunes, 25 de junio de 2012

Y hablando de locos...



Una chispa de electrones, protones y neutrones,
hacen un orden a sus anchas,
allí perpetúan por milenios en silencio. 

Una cuidad inhóspita desciende en un rayo de luz
y al caer en un sembradío de olivas,
se acomoda en el suelo.
Nacen de sus puertas decenas de pares craneales,
hipotálamos y glándulas suprarrenales.
Los tejidos se tejen de mayor a menor
mientras una trompeta anuncia,
los huesos hacen su entrada.

Todo se desparrama y el caos de "no vivos"
se amalgama.
Se expanden un sinnúmero de expresiones
y atisbos,
un golpetazo hace unir los átomos
en formas perpendiculares.

No sé si mi teoría sea cierta,
sólo sé que para que le creyeran a Charles Darwin,
tuvo que equivocarse muchas veces,
tuvo que sonar a disparate.




















domingo, 24 de junio de 2012

Caleidoscopio

La habitación: Caleidoscopio




Un grito imperceptible cubre la habitación de momentos, como si por arte de magia, me visitaran los guardianes del tiempo. El corredor que llega hasta el balcón me dice que estallará tu nombre si no devuelvo el amuleto. Colgando de la lámpara están todas canciones que no cantamos por que no pudimos. No te quité nada de lo que te regalé con la aurora. Gasté todas las oportunidades para hipnotizar un fracaso y no quise decirte nada. Preferí equiparme con las posibilidades de encontrar la clave para coincidir con tu lenguaje. Es tan sencillo como decodifar la palabra amor con un sólo beso. Aunque sería más conveniente que tardes y yo sería la narradora de caminos y caminos. Es fácil desnudar el pensamiento cuando sabes que nos queda poco para comprender que no queda nada.

Trate de equivocarme, eludir las palabras y reaccionar según me dictaban tus ojos. Fue así que la vida me dijo que no practicara la nostalgia de esta manera, pero no tuve otra opción que tirar los colores a las paredes. Al parecer estoy un tubo que contiene varios espejos en ángulo, y estos pedacitos de cristal en formas irregulares me están mareando; al mirar por uno de sus extremos puedo ver las combinaciones simétricas que varían cuando gira el tubo. Alguien llama insistente, me ama, y yo sigo en mi rincón preferido. Hay tanto silencio en mi garganta que no me atrevo a decir que, te necesito. 












viernes, 22 de junio de 2012

Clementine

A mis lectores inexistentes, les presento a Clementine








Hola a todos mis lectores inexistentes. Cómo están? Espero que bien, si no pues, les deseo que se mejoren pronto. Total, de todas maneras al principio dice que ustedes no existen, y si eso es así, entonces, yo tampoco. 
Recuerden, no existo, como no estoy acá, quiero llamarme Clementine. Sí, ya sé es un nombre horrible de esos que a todos les parece un desastre, pero a mí me parece chic, como parisino...
 de modelo desenfadada, famélica; me encanta. Lo escuché en una canción que me fascina pero, no fue del nombre que vine a hablar, es de mí (Clementine) que ya entré en el papel, así que debo tener todas las cualidades Clementines posibles.
 Imaginen que les hablo desde un café bohemio y la estamos pasando bien. Hay música suave, libros de todas clases, artistas y poesía. Ahora imaginen que me encuentran en la calle y les regalo una sonrisa, puedo estar en cualquier lugar, yo sólo espero a que ella lo escriba. Mi creadora dice que soy su personaje, así que debo actuar a la altura de su creatividad, por que si le aburro en cualquier momento me puede matar y no quiero que termine así mi historia.
 Yo deseo ser recordada y que todos digan: Wow, Clementine!
Si en la literatura recuerdan a Matilde, Macbeth, a Eva Luna y a tantas más, por que no a Clementine. Qué dirán mis seguidores que creen que soy fascinante? No les quiero quedar mal.

Hoy me siento algo cansada, ella hizo que viajara a un lugar que me encantó y allí conoceré al amor de mi vida. 

Ella (mi creadora dice que él me amará en el preciso instante... que ella decida. Bueno, entonces debo esperar.
 Saben! Tengo todo el outfit Clementine, me gusta la ropa y el peinado que me inventó para el día de hoy,
 va con mi personalidad juvenil y relajada.

Cuando ella y yo nos conocimos, noté que algo andaba mal en ella, era muy soñadora, se desaparecía por momentos. Se metía en su casa a escribir cosas que no tenían pies ni cabeza. Era toda una hazaña verla escribir, usaba ropa muy cómoda, se ponía medias de dibujitos hasta la rodillas, y hacía una ensarta de gestos extraños con la cara, con cada mueca mostraba su lado tierno. Me gustaba observar ese lado de niña consentida que a los lectores varones les parecía absolutamente sensual.
Trato de comprenderla, pero ella cada día me parece una caja de sorpresas. Luego les cuento un poco más de ella, deberían de saber de donde me sacó y la magia que siento cuando ella escribe para mí un capítulo más.

 La amo, estoy orgullosa de ella. Ella me hizo, si no confío en ella en quien más.




Banda sonora http://youtu.be/i3AtRBlRQ-I
Yia







jueves, 21 de junio de 2012

El poeta malo



Una vez conocí un joven poeta malo, pero malo, malo.

Escribía cosas como: Cuando mi corazón te ve, siento que el humo del volcán más alto merodea por mis pies. 

Para mí era una tortura leerle. Él escribía todos días, llegaba con versos como: El Sol se fatiga montado en su bicicleta azul de días, para calumniar a la noche con su sequía.
Escribía cosas así, era malo, tan malo que hacía las metáforas más absurdas. Veía la vida de atrás para arriba, y a la muerte la veía como una delicia. Era extraño podía decir algo así: "Golpéame en la frente con el beso de la muerte, oh manzana exquisita.

- Yo decía para mis adentros: Será masoquista... dice que quiere que le den un golpe en la frente o se quiere morir.
Ay no, ese poeta me da miedo!

Tenía obsesión con la noche, parecía vampiro, de vez en cuando repetía: "Eran una noche fría, tus ojos negros de vida"
A veces estaba insoportable, escribía: "Y en un septiembre viajero te llevo, como piercing de ombligo creado por luceros"
Así hablaba este joven, absurdo, absurdo, como esto otro:
Apareciste en mi vida gris para cambiar las lenguas del karma que me vestían de arlequín.
Qué cosas decía este poeta! Él no entendía nada de la vida, estaba loco, totalmente loco, pero yo lo leía.

Ahora todo cambió, ya han pasado varias lunas de queso y tenemos un cielo con paredes de mármol sonrisa. Nos mudamos a la cornisa del magenta en donde los sauces no lloran y las estrellas se vuelven comestibles cuando miramos la llovizna. Compramos un unicornio inmenso, y me besa los ojos cuando amanece su cara en mi pequeño retoño.










martes, 19 de junio de 2012

Mi alfombra mágica



Un día dibujé en tela para lograr una alfombra. Líquidos de colores goteaban por doquier, una luz desmedida hacía señales en la parte superior de la pared. Un día quise cambiar la historia de una tela, embestirla con la pasión de los dedos y las sonrisas del Sol sincero. 

Armonicé las miradas de la vida y las dejé caer sobre el lienzo. Me quedé dormida. Desperté en sobresaltos. Miré el lienzo seco y parcialmente terminado. Oh, no! Era perfecto, estaba, completo! Era como si otro lo hubiese pintado.

Era otro lienzo o yo era otra?

Era un sueño en pretérito perfecto?

Era lo más hermoso que vieron mis ojos, corté sus esquinas y traté de arreglarlo con eso que usan los árabes para convertirlo en tapete o alfombra. Esperé, no salí de mi apartamento hasta las 10.
No sabía dejar de admirar la obra de mis manos,
la amé.


Ya me había duchado, estaba perfumada y bien arreglada. Tocaron a la puerta, era él.
-- Pasa, le dije.

-- Qué te ocurrió que no llegaste al almuerzo? Tampoco llegaste a la cita del café...

-- Hice una alfombra mágica, me fui en ella y volé. El arte me consume y me da vida a la vez.

-- No dejes pasar tus momentos así.

--Discúlpame no lo pude evitar!

-- Puedo verla?
Esto fue lo que pasó, cuando por fin la terminé:

-- Sí, adelante, puedes verla, haremos el amor, ahí.














La hora cero



Sobresalto, angustia, gritos,
un sonido estruendoso en la pared,
pies ligeros, desquicie momentánea, ultrasonido.

Caras lánguidas, palpitaciones aceleradas,
miedo, bullicio, sombras debajo de la mesa,
inseguridad, hora cero, peligro.

Todo tiembla, tengo miedo, quiero que termine,
que termine esto, todo se mueve,
lloro, no grito, tiemblo, muero, muero,
todo pesa, todo pasa, todo es silencio.

No me muevo, gimo, duele, duele, los niños...
Dónde están los niños?
Dónde están todos?
Desolación, pesadilla, sismo.










Treta o silencio




En vista de que en la sensatez hay momentos de humanidad, caigo en un letargo de esquivar sensaciones. Había pasado de todo lo rico y todo lo que no es fácil de tragar. Ya era la hora de regresar, las mentiras podían salir al acecho, no era bueno tropezar. La camarada de faroles rojos en sus pies estaba dictando sentencia, hacia el placer de desvirtuar. La campanada pasó de largo, el pasillo es mío.


 Era la misma, la que sabía que para argumentar se necesita validar. Ese momento era una treta en falso, una de tantas muecas que están demás. Mucho bestia en la carretera del norte, muchas casas sin habitar la noche. Iba y venía, escuchaba el silencio, mientras caía. Los roces se volvieron de blanco a rojo, de rojo, a rojo y medio, de rosado al verde del cerezo. Era una calumnia, decirle que estallaba por dentro.

Para qué abro fuego? Silencio, pienso! Cómo le digo que lo quiero?

- Un chispiante tónico o un jerez, por favor!


Nada de alzadas, mejor analizo y siembro el terreno. A menos que me asegures que no te marchas, no me siento a continuar por tí esta charla. Te dejo aquí sentado, no me llames, yo te llamo...









Imagen de "Arte Galeria CWDITO"-2009

viernes, 15 de junio de 2012

Agua



Veo agua, los libros son agua,
y la bebo en cuencos, 
veo soles rosados,
juncos con perlas saladas,
veo luces amarillas, tiritan,
no recuerdo a mis hermanas,
veo caras, caras a medias, 
miradas, ojos rasgados,
paseos en una pieza alargada,
almizcle en colores,
olores que emanan,
recetas variadas,
azules antorchas,
pies descalzos, humo,
cuerpos tejen hamacas,
cabellos oscuros,
cuestiones sonoras,
no hay tiempo,
la muerte se espanta,
el oriente calla,
la vida es otra, soy otra,
no tengo nada,
tengo sed, tengo sed,
solo veo, agua.

jueves, 14 de junio de 2012

Pretty Teresa, La escort



Hoy ha sido lento, espero que en el fin de semana sea mejor.
Katrina no ha confirmado, no le falta nada para ser una escort. 
Visto de Gucci, los asientos de mi carro son Gucci.
Mi cartera marrón, tan hermosa, me la regaló Fredó Gucci.

Fabricio sabe que me gusta el wisky, Pablo me cuenta de su esposa enferma,

 James 09 me dice, corazón.
Tengo todo el encanto de la fiesta y la mesa de poker la corro yo. 

He viajado el mundo entero, por supuesto, eso lo paga Francoise,
 de Surinam tengo contactos y Lei Nu me espera en el año del ratón,
 dice que me dará toda la suerte, me regaló un vestido de Jai po.

Me llamo Teresa Gutierrez, o como quieras llamarme, esa soy yo.

 Y saben algo? Me gusta el morbo de ser una escort.
Acompañante si quieres llamarme así, de todas maneras no digo que no.
Es todo lo que conozco; al cliente lo escojo yo. Qué quieren que haga si soy así?

Mis padres me abandonaron, me crié en la calle Rousemir.
De noche cantaba en los bares, comía aceitunas y maní.
Muchos dicen que lo que hago es malo, pero no saben lo que es sobrevivir.
Esto es lo sé hacer, todo me llevo hasta aquí.
Para mí nada es fantasía, no sé si la vida es vida, no sé ni por quien viví.
Si quieres conseguirme, sólo llama a Madame Glosí,

 deja un corto mensaje con la flaca o con Louis Phillipe.
Ya compré las mejores mallas, el bustier más excelso,

 los ajustadores (que pa' que te cuento), y las tiritas del ''yo no fui".
A Gustavo le gusta el rojo, Jaspar odia el carmín.
A todos los quiero tanto, que el miedo desaparece.
Yo me dedico a esto, y apenas cumplo mis veinte.

Desde ayer todo ha cambiado, viene Alejandro por mí,

 él piensa que soy más hermosa que la rubia Marilyn.
No sé que está pasando, nunca me habían mirado así, 

sólo se queda charlando, y me dice al oído:
 te amo preciosa, voy a sacarte de aquí...









"Mientras tanto"





Una multitud de palabras, y decenas de repeticiones de "mientras tanto" pasan por mi cabeza, caminando, silbando, sacudiéndose, como en un paradigma infiltrado.

Un "que hacemos ahora" me espera en la puerta para seducirme con sus ojos, tan pronto me vea. Me dice: hola que tal, soy yo "que hacemos ahora", me recuerdas?

Un "espérame nos veremos luego" me susurra que no me vaya, y entre retóricas le cuento que no me iré mientras haga falta. Parecerá locura, pero un "no sé que te pasa" me dice que soy coqueta sin darme cuenta, y yo no le creo por que soy reservada, (extrovertida, sí) pero discreta. Entonces, dependo de no depender de nada, de depositar cada nostalgia en cada grito de ironía imperceptible y falto de gravedad, por no decir que "no me interesa la desnudez de las horas saladas". Me importa, sí, pero en formas diferentes, en hermosos claroscuros del alma, en analogías a puerta cerrada. Mientras tanto espero que veas lo precioso de vivir un ahora en crescendo, un "bésame en cámara lenta" un "quédate con tono sincero". Un ahora en danza, sin pasado, así de tangible y cierto, como cuando a un niño le ponen su primera moneda en la mano... (así de inmenso, así de asombrado y pleno).

La sinrazón me cuenta de lo bello de los pleonasmos que mi mente secretea sin querer queriendo. Evidentemente, divago en vertientes curvilíneas de lentitudes de un "a ver, a ver", y ahora qué es esto? Cómo resuelvo la salida si el laberinto esta lleno de murallas superlativas?


A veces me pregunto si será el tiempo el que camina con nosotros o somos nosotros los que caminamos en un tiempo que va a todos y a ningún sitio.

Yo no sé ustedes, pero mientras tanto, disfruto de cada segundo de un café por la tarde, de la risa de los niños, de alguna que otra canción de el soundtrack de mis "no comprendo".
Ah! Sí, cómo amo esas canciones!
Cómo acarician mis "te quiero"!

Cómo disfruto del abrazo de mi madre!

Cómo me deleito en una noche serena y en un "bésame mucho" con sabor a sentimiento!

Mientras tanto, estoy viviendo llena de preguntas con millones de desencuentros y aunque todo parezca una comedia, prefiero reírme de las cosas extrañas que nos pasan en la vida, que vivir muriendo, con un "no puedo".










Porque sí



No puedo enumerar las razones de la lluvia en el vacío, ni el espesor del abismo en que vivimos dormidos. Quizás no tenga las verdades contadas y no conozca el por que del rocío de la mañana, pero si tengo el número exacto que te dará la felicidad que tanto esperabas.

Cómo quisiera borrar la historia que te aleja de la sonrisa más pura?

Cómo podría ayudarme si no te ayudo?


Es díficil caminar cuando el viento sopla en contra y las velas del alma están llenas de huecos marcados de agonía, no es algo que sepa manejar, no me prepararon para hacer este tipo de nudos. Me parte el alma el verte esperando en el andén, me angustia no saber que hacer para agarrar el primer tren hasta el año próximo. Creo que pasé por alto el hecho de que vienen días mejores, y me dispuse a recobrar la visión sustancial que me hacía subliminar. Pienso que debo prepararme para abordar, sin tener un barco conquistando el mar.

Ahora entiendo cuando mi abuela decía que el amor es ciego. Ahora sé por que los viernes son eternos, por que la gente canta con la boca cerrada, y por que el café sabe mejor en la mañana. Ya pude entender lo que hay detrás del arcoíris, ya sé por que Don Quijote amó tanto a Dulcinea. Comprobé que hay momentos en los que puedo tocar el cielo de un solo brinco, si lo creo. Miré tanto hacia adelante que encontré la salida sin planearlo. Lo único que no sé es que pasará mañana, pero si de algo estoy segura es de que tú estarás conmigo, no importa a donde vaya. Porque, sí.












Todo






Él es tinta china
canción sin acordes
nubes de cemento
Es vorágine al viento
Él es como Zeus,
pero en forma de fuego.
Lluvia de estrellas ninja
Es mío en alma y cuerpo
Es nota de clavicordio
Escalinata sin decoro
Huella de blancura
en la escarcha.
La verdad
en una mina de oro
Es la totalidad del mar
Es un jueves sin velatorio
Es camarada,
cielo, tierra, plaza
abanico, abrazo
en el pulgatorio.
Mensajero del tiempo
Lo posible de lo imposible
Él es el camino angosto
Es fantástico y más allá,
es como el cuento
de los tres osos,
Es momentos, encrucijadas,
es el espacio y las galaxias
Mi primer beso en la mirada,
mi primer verso celoso,
Es mío, mío, mío...
él es todo, todo, todo.














lunes, 4 de junio de 2012

Afilados



Marlon no podía creer lo que veía, Angel estaba ahí tirado en la camilla con tres costillas rotas y un brazo fracturado, con la cabeza adornada con un turbante de vendajes a medio poner por que las enfermeras siempre andaban de afán... había visto a Angel luchar con una jauría de pitbulls contaminados con hidrofobia, vió a Angel ser atado de pies y manos, y arrastrado por un camión durante tres kilómetros a lo largo del desierto de la Tata Coa, pero esta era la primera vez que veía a Angel tan mal librado de una situación... - pero hombre... qué te paso?-.... - lo siento Marlon, me defendí como pude pero ella tenía los ojos bien afilados-








por: Gray Sky

para mí...


Romeo y Julieta ver. 6.0 (reboot)



Me olvidé del ayer en tu cuerpo, tu cintura es la curva de un sueño, donde todas las noches la luna me encontrará...



Me encanta cuando llenas con el rojo de tus labios,
 el vacío blanco de mi vida.
Me encanta sentir a tus hilos tejidos con polvo de canela,
 pidiéndole permiso a mis músculos para controlarme.
Me encanta imaginarte,
cruzando los mares dulces del desayuno.
 Me encanta respirar la estela 
que deja tu paso de ultrasonido,
 por que te gusta bailar... 
Me encanta soñar estrangulando tus miedos 
con la fuerza volcánica que me da,  saber que vendrás.
Me encanta construir universos de un soplo,
 para robar tu sonrisa en pedazos.
Me encanta salir a la calle 
y escucharte en la lluvia.
Me encanta caminar en las noches
 y pasar por el parque
 donde en un claro de luna,  
me apuñalan tus besos perdidos.
Me encanta sentir tus rasguños de brisa lejana
 que saben a selva en mi espalda…
Me encanta leerte en las tardes, 
en la prensa espacial,
 donde la malas noticias jamás existieron.
Me encanta escaparme por un vértice del tiempo
 donde puedo engañarte con tu recuerdo.
Me encanta pensar en tí un momento,
 y de un solo salto llegar hasta el cielo.
Me encanta cuando tu presencia se enreda en mis dedos
 y el mismo Neruda comienza a envidiar,
 que más que escribirte, te puedo mirar…




Para mí de: David Augusto Cuervo Rodríguez Gray-Sky
al leer esto sonreí...

Guía biológica para robar una sonrisa... (contiene crack y serial) nivel experto requerido.


They say be afraid you're not like the others, futuristic lovers different DNA, they dont understand u you're from a whole other/another world a different dimension you open my eyes and im ready to go, lead me into the light...

Él con el brillo en la mirada: No tengo nada para ofrecer... más que una mañana de viento... un desayuno con miel...
Música de fondo: Y en un lugar contemplar el sol que luce detrás de las cortinas, nos cegamos las retinas mientras tus sonrisas cantan la melodía que desnuda al día...
Él con el brillo en la mirada: Imaginando la melodía de sus tacones despertaron, la sincronía de la tormenta ideal los había dejado con medio software sin procesar aun andaban a medias como si el cuerpo fuera un vehículo en el cual estaban atrapados, pero con la sonrisa en la esencia de encontrar la verdad...
Música de fondo: Cabeza arriba, están las letras y las luces iluminan media pista, sale como Diva, arrincona los papeles y baila hasta hacer sudar las orillas, ella sabe, ella lee, ella sintoniza mil cabezas una vida, selva intrépida que agoniza las plusvalías internas de los vigías.
Él con el brillo en la mirada: Ella fue la primera en verla... detrás de un naranja que parecía sacado de una pintura de Salvador, mas tarde ella pensó que el naranja cambiaba cuando ella pasaba y el azul y los verdes, cuando ella pasaba los colores se estiraban como pavorreales para llamar la atención de la diva...
Música de fondo: Matices a puntilla, todo recorre las mejillas, ojos verde oliva que le dan sabor a un Martini a lo boricua, púes no vinimos a evaporarnos astillados sobre las turbulencias de la rutina, y que si el cielo quiere morir azul de la asfixia.
Él como el brillo en la mirada: Desde la caída que les dejo las almas arrugadas, no habían sentido un viento tan sublime, y en las noches podían sentir el olor de su cabello, y soñaban con viajes en el tiempo, monstros de cristal, siempre que soñaban con ella amanecía la aurora vestida de esmeralda....
Música de fondo: Desenvaina tus alitas y abanica con tus pestañas largas las líneas de tus tintas, guerrera eres tú de 4 lunas y mil días, criminal de auras no cristalinas.
Él con el brillo en la mirada: Su deseo los hizo aliados furtivos, al comprender que la única manera de acceder a los beneficios de la diva, era sometiéndola en su propio terreno, debían hallar un camino a través de la selva, infiltrar el palacio de canela, y allí frente a ella deslumbrarla con el brillo de sus almas, dedicaron ciclos enteros a desarrollar una estrategia...
Música de fondo: Pues es así en algún momento hay que decidirse, los muros no mantienen a los demás fuera sino a tí dentro, la vida es un caos, somos así, pero bien sabes alas de fuego puedes pasarte la vida levantando muros, o puedes vivirla saltándolos. Y aunque haya algunos muros demasiado peligrosos para cruzarlos y lo único que sé es que, si finalmente te aventuras a cruzar, púes los paisajes al otro lado son fantásticos.
Él con el brillo en la mirada: Prendidos de esa cintura hecha de imaginación, con devoción de templarios adquirieron técnicas únicas y absolutas, el aprendió a lucir como un caballero de la mesa redonda con su sonrisa torcida, con su armadura reluciente, domando dragones bailarines coloco la cortina que oculto a un panda que corría a la velocidad del sonido, ella fundiéndose al universo logro ser mas esponjosa que la muerte... para cruzar el océano en busca de un abrazo...
Música de fondo: Y ha sido, pero ahora es, sin la caja roja que distorsione viste no es necesario que la balanza esté siempre perfectamente equilibrada. Se trata de que se desequilibre constantemente si queremos una historia especial, normalmente tenemos que empezar por crearla nosotros, por eso vamos a  perdernos en una isla mientras una bartender mezcla y mezcla jugos con destilados que se sacan del sudor de un árbol con costillas.





Regalo de mis amados: Andie Morales y David Augusto Cuervo Rodríguez
Gracias por quererme tanto y apreciar todo lo que soy! 

Estás ahí



Estás ahí, en medio de un cuadro Renacentista.
En la pieza de Vivaldi que se parece al silencio.
En la acera izquierda de la pista,
cuando los autos deciden invadir el planeta,
con gente que no ve más allá.
Estás en la poesía que dejé en la servilleta
cuando el café se tornó aburrido,
y el azucár no mezcló
con el sueño de un día dormido.
Estás ahí, en el garabato de Picasso
que más me gusta.
En las historias ajenas a mis costumbres,
en las épocas que no viví,
en el aire que nunca fumé,
en la ropa que nunca vestí.
Estás ahí,
en las montañas repletas del blanco frío

 de un invierno
 estacionado con la brisa del ayer.
Ahí, justo ahí, estás.
Y no puedo decirte que estoy,
sin mencionar que te perdí porque me amé más a mí.
Estás, en las ondas de un saxo que me lleva hasta a tí,
en el Lago de los Cisnes,
en mis zapatillas rotas,
y en las notas musicales que terminan en, si.

Sí, no lo dudo, estás ahí...


















Cenicienta, no



Ya nada cuesta
extraño al trapeador,
el azul no va,
el vestido me pesa,
la media noche llegó.
Se marchó la calesa
el puente se quebró,
el caballo no corre,
el lado izquierdo
falló.
La manada pasó de largo,
la madrastra murió,
el frío subió por mi espalda,
el imperio cayó.
Se apagaron las luces,
el fuego no quemó,
el cojín se bordó de espanto,
la zapatilla desapareció.
El príncipe se volvió sapo,
el amor caminó,
se volvió rutinario,
le faltó el corazón.
A mí no me engañan.
Cenicienta, yo? No.












Mr & Mrs. Colorín




Oh, Colorín colorado!
Y este cuento,
no había acabado?
Oh, Colorín colorete
No, cómo cree!
Todavía faltan,
los entremeses.
Oh, Colorín colorín,
no ha visto usted a Colorada?
Oh, Colorín mequetrefe,
se marchó con Pascualín
dice que está enamorada.
Oh, Colorín caminante,
hoy me molestan los guantes!
Oh, Colorín orejón,
acércate, te los quito yo!
Oh, Colorín pendenciero,
qué me han dolido los dedos!
Oh, Colorín cabezón,
te voy a dar pisotón.
Oh, Colorín guasa guasa,
deja de decir mentiras,
reconozco tu mirada.
Oh, Colorín de hojarasca,
quitémonos la pintura,
lo arreglaremos en casa!
Oh, Colorín de azúcar,
este cuento a terminado
y lo que sigue me gusta!








sábado, 2 de junio de 2012

Hablando con mis lectores inexistentes sobre la búsqueda




Soy del tipo de persona que tiene pensamientos grandes aunque esté en el lugar más aburrido del planeta. Yo no sé ustedes, pero a mí me obsesiona saber lo que no sé y no es que me importe la vida ajena, nunca estoy pendiente a lo que dice o hace otra persona. Lo mío es aprender, vivir mi mundo interno a plenitud; tampoco es que sea egoísta y viva enajenada en todo el sentido de la palabra, pero el caso es que para mí todo es una búsqueda.

Anoche mientras cenaba y hojeaba un libro que ya había leído, noté que al pasar una página, encontré una frase que me sonaba nueva o que simplemente la había leído sin tomar en cuenta su significado. Cosas como esas que parecen irrelevantes son relevantes para mí. Es como si hubiese dentro de mi cerebro una esponja insaciable que se exprime constantemente y se burla de mi existencia si no la lleno.

Continué leyendo un poco más en esa misma página hasta que me dije a mí misma: pero, si esto ya tú lo sabes, qué haces repitiendo esta lectura? Qué estás buscando?

Eventualmente, cerré el libro y lo puse junto a los demás. En ese instante recordé que había estado buscando mi bolígrafo favorito, el que se desliza con rapidez cuando escribo como en proceso hipnótico y me hace sentir que escribe solo. Estaba cansada de buscarlo, no lo encontraba por ninguna parte, y deben saber que no es un bolígrafo cualquiera es: El Bolígrafo.

De esta misma manera nos pasa con muchas cosas que extraviamos. Es como si de alguna manera una fuerza imaginaria estuviese probando nuestros niveles de tolerancia, por que sabe que nos importa mucho ese "algo".
Así también pasa con muchas cosas del amor, y sé que algunos me van a desmentir pero: Qué me desmientan, eso sí es irrelevante!

Somos desagradecidos por naturaleza, muchas veces ya hemos encontrado a esa otra parte que nos hace feliz y nos llena, pero somos seres humanos y expertos en ir en contra de la corriente. Estoy por explicar algo que sé que entienden perfectamente, pero algunos no tienen ni tendrán los pantalones para aceptarlo. Como les decía, puede que hayas encontrado a ese alguien que te cuida, a esa persona que te quiere y te llena, pero muy dentro de tí falta algo. En tus pensamientos y tus emociones más remotas siempre queda cierta duda escondida, esa que te dice que hay algo que no has encontrado. Sientes que hay algo mejor, alguien más, una persona que no necesita darte nada, ni hacer nada especial para hacerte sumamente feliz. Ese alguien que te mueve el suelo con sólo mirarte a los ojos y que con esa simple mirada te regala toda la tranquilidad que te hacía falta. Esa persona que te muestra con una sonrisa una nueva vida y la seguridad de un mundo mejor con sólo existir. A esa conexión me refiero, y no tiene nada que ver con la infidelidad, tampoco estoy fomentando eso, no me malinterpreten, es que simplemente el ser humano siente la necesidad natural de algo más. (Aunque también puedes decidir si quieres o no continuar, todo está en tus manos y en tu nivel de valentía). Yo sólo estoy hablando de procesos de búsqueda internos que hay que saber controlar.

Digan lo que digan, hay cosas que nunca tendrás por miedo de levantarte del sofá y querer cambiar, pero si prefieres quedarte donde estás, no dejes de buscar en tu pareja todo lo que idealizaste en alguien más. Aunque sí, esa persona que nos complementa existe, debe estar en algún lugar. Si ya la encontraste, te felicito. Lo importante es no dejar de aprender, ni abandonar la búsqueda de ese algo o ese alguien que haga que tu alma rebose de paz.
Tan pronto me paré del computador, encontré el bolígrafo, estaba justo en donde lo dejé, sólo que lo había tapado con el libro que ya había leído, y me dije: Hay algo que estás haciendo muy, muy, bien... sonreí.