lunes, 26 de marzo de 2012

Las ganas sobre la mesa




Luego vienen otros azúcares, el café no dejará de ser, puede ser distinta porcelana, la música clásica... (ella es tan rara). Este es mi lado favorito del insomnio, las muchas guerras que terminan ganadas cuando de revoluciones ciegas se trata.

Recuerdo que ví lúcidas las partes exiliadas en la ocredad del movimiento. Era como si las perversidades se unieran en un candado cerrado con la llave puesta. No me atrevía a creerle al gotereo de un techo inexistente hasta que vi que de tanto esperar, mojaba. Lo real se convertía en convexo, en reciprocidad con el destierro ( usted que iba pensar de mí si no lo digo? ).

- Por aprender cometes errores tan fascinantes que los volverías a cometer.

El calor caminaba despierto, se dormía entre los sollozos de la mesa de acero, nada era lo que parecía. Yo tenía domino propio, cual nación con gobernante falso, tenía todo para ser lo que quiero ser hoy. Sólo que una vez decidí que un sorbo podría ser la contestación a toda la causa que se expande sobre mí. Aún tengo esa chispa que escondo cuando miro sin mirar. Antes de que llegue la hora en que debo buscar entre la niebla y unos muebles vintage, tengo que cortejar con el reloj y decirle que no pierda la elegancia de resistirse.

Era deseable, instintivamente honesta, pero no sabía que en la espalda llevaba todas las huellas de sus manos trazadas. Padecer no es el escape a la emergencia, es la caída de las horas mientras miras la costumbre de comer sin los codos en la mesa. No es cordialidad lo que falta, es ese toque de malicia en la mirada, que dice: luego viene el postre de la vida. Y bien, después de esto qué, quedarme dormida y establecer los parámetros o rasgar la puerta; y comerme el mundo.

El error de escapar



Hay desorden cautivando
las pupilas de tus ojos
por que nada de lo que fue será.
Hay un nudo en la garganta
que no sabe como estallar
ni decirle al corazón basta
cuando no quiere callar.
Hay dos cosas en la vida 
que no se pueden borrar,
el amor que marcó tu historia,
y la huella que quedó en él
cuando decidiste irte
y lo dejaste escapar.

   

jueves, 22 de marzo de 2012

Grabando lo indeleble de un rayo de luz

--Ten
--Qué me das?
-- No es mucho.
--Qué es?
--Todo.


Sabía que al tocarte el mundo huiría de mis manos en un rayo de luz.


Todo lo que tenía entre las manos no era nada hasta que te convertí en el todo. Comparto este milagro del día con la expectativa de que los días que nos restan serán el libro de nuestra historia secreta. Era un mes cualquiera en una hora cualquiera, cuando se dió como por arte de magia el principio de todos los después.
Qué, por qué es secreta?
Son nuestros los abrazos escritos, los suspiros al despertar y las muchas conversaciones que fueron grabando lo indeleble de un momento mágico. Son un secreto los ademanes que tú y yo conocemos como la parte memorable del panorama de mi piel, como el clímax del cuento que empezó en tus ojos. Porque aunque parezca absurdo cuando nadie nos ve hacemos que el mundo de vueltas con tan sólo dibujarnos un corazoncito y una carita feliz que lo dice todo con una curva y dos puntitos que no saben que son redondos. Y como todo círculo, no tiene afán de terminar y da vueltas en un eje invisible pero con sentido. Como cuando el silencio se vuelve un suplicio y salimos a escondidas a nuestro lugar favorito en la raíz cuadrada del infinito, así de exclusivo es el comienzo de la fiesta de los sentidos. Y para qué mentir si siempre hay alguien que nos sabe por enteros cuando nos está "leyendo" hasta el mínimo pensamiento. Esto es tan tuyo/mío, que hace que salga de todos mis abismos emulando el vuelo de la mariposa más valiente de todas y la más vulnerable al viento de tu boca. Es sencillo como una hoja, complejo como todo lo que cubre la montaña del Yunque que veo a los lejos. Eres tú el cantar callado del Mio Cid, esa pieza que camina con un mundo de canciones por dentro, que las grita por las calles con saber que estoy aquí. Porque lo que tenemos es el misterio del reverso las letras pequeñas del paquete de ensueños.
Blanco, tan nuestro, tan blanco como la hoja de papel en el que escribo esto, que hasta la mismísima nieve nos envidia, pero se siente halagada y nos mira sonriendo desde el invierno. Es sublime el secreto que sólo tu y yo sabemos, un Clave Bien Temperado excelso y eterno, que nos hace vernos en un cuadro de Miró como los niños que fuimos y somos durante esta pieza, extremadamente compleja que la vida nos regaló.

Allá
--Por qué te ríes solo?
--El que se ríe solo de sus maldades se acuerda...
--No.
-- La estoy recordando a ella.
Acá
Ella (suspira)


Es callada la sonrisa que esbozamos cuando nadie nos está viendo. Es una sensación única, cuando nos burlamos de la muerte. Aunque algún día nos iremos con ella no podrá robarnos esto que es todo, tan secretamente nuestro.






















viernes, 16 de marzo de 2012

La pesadilla de siempre



Antes

Los días corrían sin parar en el caos amordazado del tiempo,
con la mirada de reojo de las horas de un mundo irreconocible.
Ningún cielo furioso trató de diluir la caricia mental de la lluvia en los ojos,
Ninguna gota pudo callar el ruido de la soledad que murmuraba en el viento
como atrayendo las ganas de tí, despacio y en fuego lento. 
Nada calmó la tempestad que se arrojaba en el puente de las dudas,
no hubo palabra sincera para cortar los hilos de la angustia.
Llegaba el Sol de la mañana para ocultarse de nuevo,
el río traía las mismas piedras grises que me golpeaban en el pecho.

Ahora

Los daños son los mismos aunque han pasado los años; todo lo demás cambió.
Hoy las palabras que dijiste no me desgarran, solo se quedaron en mí las que callaste.
Sigo visitando la orquesta de pajaritos en mi ventana
y observo los gestos del día cuando se besa con la noche.
Hoy comprendo que todo lo que pasó debajo del cielo
tenía que pasar para tener el ansiado consuelo.
La belleza de todo lo que me rodea aún sigue viva, sigo siendo la misma.
Y entonces respiro para mantener adentro todo que no tengo
Golpeo el suelo con mis zapatos para sentir que sí..., que sí estoy avanzando.
Por que no me culpo de que estés en todo, hasta en el sonido de mi acento.
No te culpo por ser todo lo anhelaron mis huesos.
No puedo precisar si tu recuerdo es algo que perdí
o es algo que llevo conmigo, comiendo mis adentros.

Todos tenemos alas...


    • -Todos tenemos alas, sólo que tú sí supiste que eran para volar. 

  • Hace 12 horas

    • Sabes por qué?
       Sé que son para volar por que lo creo... siento que no vinimos al mundo solamente a sufrir, entiendo que todo depende de nosotros, de nuestra voluntad y perseverancia.

      El saber borrarse las heridas con canciones, el tratar de desnudar el corazón en unas letras, el secar el llanto y seguir bailando, todo lo que nos haga salir de lo acostumbrado o rutinario nos hará volar. Aún en la rutina, pienso en el próximo paso para despegar.


       Respiro de los sueños... así sean logrados o no, porque el sueño que no se logra en vida de seguro nos alimentó, nos hizo querer seguir como el motor del futuro que quizás no tendremos pero que vale la pena intentar.

      Siempre hay una ventana hacia el otro lado del horizonte. Allí, en donde se une el anaranjado del atardecer con el azul del mar, está la combinación perfecta de los colores de un ideal.

       - Mira a la distancia, allá a donde llegan tus ojos, tú también puedes llegar y aún al cerrarlos volarás. Todos tenemos alas sólo nos falta creer que las tenemos "para volar".


       Un día alguien miró un ave, dijo: quiero volar. Lo deseó, lo soño, y hoy existen los aviones.

       Una mariposa dura un día de vida y sin saber que va morir... vuela feliz, viviendo esas horas con intensidad.

      Todo lo que necesité para volar fue caer, y querer-me salvar.


jueves, 15 de marzo de 2012

Mensaje cifrado para los laboratorios RELLIS



He estado algo atareado,
pero en mi mente siempre estas,
corriendo a toda velocidad detrás de un asesino
en serie con tu placa de policía y tu cabello recogido,
 con una pietro berreta debajo de tu chaqueta de cuero.
Estas deslizándote por los techos trasparentes
 de los museos más famosos del mundo
 con tu traje de látex brillante,
 extendiendo tus dedos de seda,
como la ladrona profesional más efectiva del mundo.
Estas sentadita con tu carita de gatita
con un vestido de flores en medio de un restaurante francés
 desayunando tostadas y café,
escondiendo tus ojos vigilantes detrás de las noticias de la mañana.
Estas surcando los cielos protegiendo a los ciudadanos con tus super poderes…
Estas doblando vigas de acero como si fueran mantequilla
Estas danzando al ritmo musical del tiempo,
 esquivando ráfagas endemoniadas de ak-47
Estas sanando a los desahuciados con tus palmas
 que producen ráfagas de viento refrescante.
Estas siempre tocando a la puerta
de los estudios de cine de mi imaginación
siempre con tus tacones de leopardo…
Siempre cantando con tu vestido de polvo de estrellas,
 recostada sobre el piano del bar en que nos vamos a encontrar algún día...
Estas siempre en mi mente vestida con una de mis camisas
 destrozando el panorama,
 durmiendo sobre la cama entintando de fuego las sabanas
con la magia de tu pelo suelto...



You've got the chance now 
You've got the power kidzuite so true yourself
 I show you my life now 
I show you my love now
 I show you everything.
 Yeah, yeah, Baby don't be afraid!




Por: David Augusto Cuervo Rodríguez
Gracias Cuervo... inolvidable, gracias por tanto.


miércoles, 7 de marzo de 2012

Mi silencio

Soy callada
tengo pensamientos rápidos
palabras e imágenes
golpean mi cabeza.
Vienen a borbotones
anidan en mi corazón
crecen, se enquistan, estallan
absorben toda mi energía
pasionaria.
Se lanzan de clavado
por mi sangre
aterrizan con dulzura
en mis dedos
y entre ellos bailan
por eso escribo
lo que siento
cuando dibujo con letras
mi silencio.

Aunque no estés aquí

5ta Sinfonía,
misterio del mar,
noche serena
nube de azúcar
perla escondida
hombre de antaño
luz cegadora
amante de dos lunas
tierno cantar del coquí
secreto del silencio
de los colores el gris,
mirada perdida
cuando sola me encuentro,
todo eso y más
aunque no estés aquí.

Amiga

Ella...
no me juzga
me mira como soy
y le estoy en deuda
cuando me faltan fuerzas
me tira un salvavidas 
me cambia la tonada
alimenta la letra
siempre está allí
para decirme que sí
aquí y ahora
por eso la quiero
como al olor de las rosas
por ser bondadosa
amiga verdadera
lluvia de estrellas,
canciones eternas
vibración sonora.
ella...
endurece la mirada 
cuando algo le choca
no teme a decir lo que siente
no habla entre-dientes
es sonido, magia,
colores que brillan
en el largo de la onda
es...versos, orquídeas, coplas
siempre tiene una sonrisa
para embellecer mi aurora
por eso la quiero forever
aunque no esté aquí 
al pasar de las horas. 
Ella me lo da todo
cuando no tengo nada 
que ofrecerle
y aún así me adora.

Hoja en blanco

Una hoja en blanco
cambia de status
se clarifica cuando está llena
se purifica como el cactus
corrompe el silencio
muerde los pensamientos
los arranca de cuajo
calma tempestades
agrupa secuelas
caduca la espera
Una hoja en blanco
sombrea la escena
escucha la voz
que grita desde adentro:
dale, qué te pasa?
escribe,
qué esperas?

lunes, 5 de marzo de 2012

No te enamores de mis letras


No te enamores de mis letras, por que en ellas estoy perdida.


Vi tantas caras desde el cielo y yo seguía aferrada a la tuya. Me senté en una nube y destellaron las miradas del Sol que me quemaban pero no me ardían. Ese día entendí que nací para encontrarte cuando me perdía. Desde todos los fantasmas que ayer pasaron por mi vida dibujé este momento que solo me dice que lo que pienso no es del todo cierto. Y seguiré creyendo que la verdad es la más cruel mentira. Nunca comprendí por que siempre tenía que verlo todo desde arriba y eso me hacía sentir idotizada con la idea de la pérdida de la memoria. Quise olvidar que fracasé en el intento de olvidar que no podía bajarme del sentimiento. Estas ganas de patear el asfalto y desnudarme en medio de la calle no se me quitan ni con el café de la mañana. Lo peor de todo es que la libertad se lleva en el alma y digo peor por no decir que lástima. Me gustaría tirarme de clavado para sentir la presión de el viento, y comprobar que te fuiste de mis entrañas. No cabe duda que moriré en el intento y resucitaré dos microsegundos más tarde cuando despierte con mi pijama blanca. Quiero conocer lo que guardan tus labios cuando no sabes que hacer conmigo y sin mí, eso hace que a veces lamente tanto ser el silencio de tu boca.

No te miento cuando te digo que me pierdo...

 Olvídate de mí que de el resto yo me encargo y la distancia misma nos pasará el recargo. Esta distancia que sabe que nos tenemos tanto, por eso nos envidia por que no puede separar nuestras manos y yo la odio por que cada día es más fuerte con los lazos. En momentos como este, yo me hago pequeñita, como una bailarina azul, mariposa. Tan pequeñita que mi voz no se escucha pero hace un eco que se siente en tu casa y en tu historia. Eso me hace eterna aunque dure un día, por que es mejor un día que me amaste y te amé, que no haber amado nunca, el estar volando en la brisa. La verdad es que no sé que lo quiero, tampoco estoy confundida, solo sé que ni siquiera te conozco y me siento por tí, grandemente atraída. No tengo nada que decir del amor, no vengo a contarte cursilerías ciertas, busco encontrarte en mis letras por que en ellas estoy felizmente perdida. Hoy me burlo del destino y de todas las lágrimas que mojaron mi rostro. Pude ver desde lo alto que tu también perteneces a este lugar y aquí te espero.


viernes, 2 de marzo de 2012

Alguien escribió esto para mí en mi cumpleaños...




Qué extrañarás,
querida, si lo tienes todo...
La más tierna belleza de las tiernas,
los ojos más picantes y suntuosos,
la piel del largo cuerpo coralina,
y ese mar de tus ojos
que me arroba,
cada vez que me mima...

Qué extrañarás
divino ser de risas, Yía,
si entre tus cuartos de asedios amorosos,
se hallan recuerdos de matices nobles,
acendrados como joyas de poesía
que guardasen prestados
esos brillos eternos de elegía,
y no tienen cómo ya olvidarse
pues dejaron marcados
los caminos de entrada y de salida...

Qué extrañarás primor
en tu cumpleaños,
que no sea este poco de ausencias
entreveros en mágicas presencias,
los tuyos que te quieren y profesan
el amor incesante, potenciado,
con el turno prestado de los días,
que se pasan despacio
sin notarlo,
la vida que nos dieron o prestaron,
mi preciosa querida...




Poema2  Regalo de Cumpleaños


Yía

"Usted 
la que lleva letras en su ombligo
ríos en su acento
guitaras en su cintura
usted poema 
usted verso
amiga de mi sueño
secreto de la mujer que quiero
aparte de agradecerle su proceder 
le deseo una feliz vida siempre
besos de prosa."



 *Yía*


¿Qué podría decirte en este Día,


bella boricua de calida mirada,


que no haya dicho el sol cuando salía,


esperando, desde la madrugada,


para decirte lo que yo quería,


desde el fondo de mi alma,



que hechizada


te desea las mas grandes alegrías,

en este Cumpleaños, Bella Yia,


y que seas, con amor, siempre tratada!...



"FELIZ CUMPLEAÑOS,BORINQUEÑITA,

HERMOSA Y PRECIOSA,COMO LA
PERLA DE LOS MARES"
¡¡¡BORINQUEN!!!"
"
















Clave de Sol

Cuando tu mirada me cobija
todos los no de la vida
se convierten en el más
sonoro de los sí.
Por eso te quiero
Clave de Sol
en mí sostenido,
melodía... sin fin.

jueves, 1 de marzo de 2012

Muñeca humana



  No estoy chiflada, pero ante el espejo lo estoy. Siempre supe que era diferente, la gente me ve y se intimida. Ante la mayoría soy como una muñeca de esas que puedes ver en un estante de un museo. Muchos me han dicho que parezco irreal, que llego por instantes a la cercanía de la perfección. -Qué equivocados están. No cesan de elogiar cada una de las piezas de mi anatomía y para colmo de males, no dejan de hablar de mi fluidez al hablar y la grandeza de mi sapiencia. Lo que ellos no saben es que por dentro estoy vacía, igual que esas muñequitas de porcelana. - Llena de nada, entienden? Vacía y frágil, tan solo basta con caerme para no servir para nada. Todo esto lo digo, no por insegura ni por falta de autoestima. Lo digo por que estoy cansada, de que pasen por el estante y me señalen. - Miren esa muñeca, escuchen lo que dice! Vengan todos, miren lo que hace! - dicen al pasar. No soporto el dolor que me causan las mentiras disfrazadas, la hipocresía y las falsas sonrisas. Me aparto, por eso me alejo y me escudo en las letras, que a veces nadie lee, pero me dan la vida que me falta.

Véase el cuento de Pinocho, su creador deseaba tanto que fuera de verdad, y esto fue lo que ocurrió:

 -¡Qué bien me ha quedado! -exclamó-. Lástima que no tenga vida. Cómo me gustaría que mi Pinocho fuese un niño de verdad.

Tanto era el deseo que fuera real, que un hada fue hasta allí y con su varita dió vida al muñeco. - Me siguen? como les iba diciendo, las letras a mí... me hacen eso, me devuelven un corazón y comienzo a respirar. 

Entonces de repente estoy ante tí, y haces que me coma toditas mis palabras. Cambias el desgano, todo lo que pensaba de esas personas que me señalaban, lo hiciste añicos al mostrarme la hermosa blancura de tus dientes. Llegaste a admirarme, no muñeca, me miras humana. Me hablas como nadie me habló, y me devuelves el alma que había perdido. Ves mis virtudes y mis defectos como ninguno los vió. Me miraban pero realmente nadie me apreciaba como lo hiciste tú, cuando pasaste por el estante en donde estaba. 


Un hombre distinto

De él se desprenden cientos de llanuras
y campos verdes, cuando camina.
Con la boca registra todos los sonidos de las aves
y ríos, cuando habla.
Tiene la claridad del agua en su alma de niño
y un raudal de ternura en la mirada.
Cuando me mira siento la melodía del viento
chocando en las montañas.
En sus manos tiene toda la fuerza de Latinoamérica unida
y en su corazón carga cada una de sus bellas caras.
De su pelo nacen las sabanas,
caen en forma de cascada
descienden los olores de las flores
y atardeceres en una playa.
De su piel transpiran las ganas de cambiar lo imposible
un sublime deseo de abrigar a cada niño
y alimentarlos sin excusas baratas.
A él le da rabia cuando la gente no entiende
que las penas con una sonrisa se sanan.
Con él puedo sentarme a mirar la hierba crecer
por que cuando me acompaña
toda la tierra se vuelve fértil
y todo lo que nace se vuelve una nación sagrada.
En las letras de su nombre lleva un legado,
una noche de Luna llena, y un destino rosado.
Todo lo que nos rodea se vuelve diferente
cuando unimos nuestras manos y caminamos distinto,
entre un mar de gente.


Un día cualquiera





     El estacionamiento repleto parece decirme, que todos tenían la necesidad imperiosa de llegar a cierto lugar. El reloj me indica que queda muy poco, de la parte importante del mucho.Yo formo parte de ese todo y huelo a Chanel #5.Un paseo por el mall con mi cartera en el hombro y mis tacones de leopardo, puede contarme lo triste que está la gente, que como yo, está consumida en su consumo.Las sillas me cuentan las historias de quienes estuvieron sentados. Camino en un mar de personas con celulares en las manos. Miran las vitrinas para llenar algún desplante o bofetada de la vida. Parece incierto que hayan memorias descubiertas en sus caras lánguidas.Se mueven robóticamente sin mirar al que pasa por su lado. Será acaso que olvidaron la sonrisa debajo de la cama o en el techo de la casa?Creo que hay días en los cuales todas las cosas hablan. Salgo de allí, cruzo la calle y entro al carro. Cuando me detengo ante la luz roja, cambio la estación de radio, busco una voz que me devuelva lo que todos callamos.