miércoles, 12 de diciembre de 2012

EL CLIC


El estímulo no conocido
 viaja entre los sentidos
 porque la imaginación persuade. 
Se rompen las compuertas 
del espacio y el tiempo. 
Lleva a cabo la tarea de irse 
queriendo a sí mismo
 entre golpecito y golpecito. 
El comienzo,
 es esa nota sensible que entró en el sereno.
Esa llama que quema lento 
y de nuevo se enciende 
de a poco en ritmos suaves, 
cautivando aquel todo, 
que no querías que fuera mucho.






No hay comentarios:

Publicar un comentario