jueves, 6 de diciembre de 2012

Andén...es



Hay andenes repletos de abrazos, 
colmados de nostalgia,
desnudos de palabras.
Hay andenes cubiertos de ganas,
con la mirada lánguida del tiempo,
con la caricia tierna de un hasta luego,
con el roce de una mano que no será olvidada.
Hay andenes llenos de un no quiero que te vayas,
con un nombre anudando en la garganta,
con un no sé que haré cuando no quede nada.
Hay andenes que se quedan grabados,
en la memoria tibia de una cara.
Hay andenes y hay silencios.
Hay despedidas que no acaban.



No hay comentarios:

Publicar un comentario