viernes, 2 de noviembre de 2012

UNO MÁS UNO SON DOS, Explicación sencilla



Sus enunciados eran de naturaleza imposible, literalmente, no había forma de contrarrestar los dictámenes que sostenía con minuciosidad. Compartir el mismo aire, era un recurso unilateral a las razones cualitativas que tenía para verificar si la decisión afirmativa era el acto apropiado a esa hora y en ese determinado lugar. Los hechos no eran de un claro raciocinio, nuestros efluvios, sentimientos, participios y transmisiones sensoriales estaban al margen de un vector desconocido. Bastaba con darle crédito al dominio de la lengua o la libertad corporal mediante la comprobación de lo subliminal en el proceso, pero esto era un reto adverso a nuestra capacidad de respirar dignidad. Los resultados podían ser verificados en torno al principio que menoscaba a mi marco de imágenes. No podré comprender hasta qué punto, puede llegar el ímpetu de no transigir. Reconozco que nuestra línea de pensamiento no tiene el mismo alcance, ni parte del mismo origen, pero lo que puedo concluir en base a tu complejidad de ser el único según mi retina ocular, es que somos individuos perfectamente análogos en todo el sentido estructural.


(Fragmento)






No hay comentarios:

Publicar un comentario