jueves, 20 de septiembre de 2012

ENCIENDE LAS LUCES



No sé a ustedes, pero a mí me pasa que a veces tomo decisiones a la ligera, sin tener la remota idea de lo que sucederá luego. Eso no quiere decir que no reflexioné, no. Es que simplemente, reflexiono a la velocidad de la luz, entienden? 
Hay ciertos momentos en los que voy sin rumbo y lo mejor de todo es que me gusta. Sí, es como una revolución de endorfinas, la dopamina se an
exa a un montón de risas, es como lo que sentimos cuando comemos chocolate.
Véase... un envase de nutella, abra la tapa de forma lenta, sienta como le sube la adrenalina, meta la cuchara y listo, me entenderá totalmente.
Já, y si les contara lo que nos pasa cuando nos enamoramos (química, emocional y fisiológicamente) entenderían perfectamente este texto...

Les pasa a todos, no me mientan, nadie es perfecto, de vez en cuando nos gusta hacer puras tonterías, bueno no se a ustedes, a mí, sí. La vida es una y todo es tan corto, por qué no dar una probadita. Dirán ah, pero qué dices?
Claro, bueno, seguro a ti no te pasa, tu eres la octava maravilla. Yo no, yo soy una simple mortal, a quien le seduce lo imposible. No hay nada que esté fuera de mis posiblidades. Entonces me lanzo. No me quejo de mis decisiones, al contrario de todas aprendo algo. Es saber escuchar a ese ssss... que nos da vueltas en la cabeza, esa corazonada que nos dice: vuela, o ese tun tun que nos dice, espera, mira quién va ahí, el amor de tu vida. Cosas así, no es sencillo de comprender, pero a mí me parece que es cuestión de conocerse, y saber los límites que tenemos. Eso sí, todo va a acorde con mis principios, claro está. “Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.” (sí, abuela lo recuerdo, no haré nada que me dañe puedes estar tranquila)

Les hablaba de ciertas cosas que vamos haciendo por el mundo, que nos causan sensaciones únicas. Yo opto por escogerlas, así parezcan estúpidas. En estupideces soy experta. No tengo miedo de equivocarme, es obvio que cometemos errores, somos humanos. Así que no me juzguen, ya les dije que reflexiono. No todos reflexionamos igual, hay técnicas innumerables. Yo digo, no sé, veré que tal sale, si no resulta, comienzo de nuevo. Otros en cambio deciden no tomar riesgos, se van de vacaciones a su cuarto y lloran debajo de la cama por veinte días largos. Hay quienes hacen como si se fueran con los monjes tibetanos y no hablan en un año (ni con su sombra), otros se comen la nevera entera y luego la vomitan, otros se compran 3 perros, adoptan 8 gatos, y así, todo por dejar sus sueños de lado.

Ah, y que nadie me diga nada si estoy enamorada, qué delicia, siento que trepo montañas, la gente en la calle se ve más bonita, los pajaritos parecen maripositas, es normal que vea todo distorsionado, así es, el amor nos cambia la vista. Nadie puede decirte nada, tienes la mejor excusa de todas: Es como tener en la frente un sticker que dice: It's friday im in love. Estás enamorado, y ya.

Haz lo que sientas, vívelo intensamente, la vida es un pestañeo. Si alguien se atreve a preguntarte por qué lo hiciste o por qué decidiste eso, solo contesta, mi corazón me lo dijo. Si te dice que el corazón es engañoso, puedes contestar: La lengua lo es más, lo miras a los ojos fijamente, te volteas y te vas silbando.

Créeme cuando estés ancianito, no vas a extrañar las cosas que hiciste, vas a extrañar las que no pudiste hacer, por no tener el coraje. (Bueno, de eso no sé mucho, pero me lo dijo la mujer más sabia y bella, mi abuela).


BANDA SONORA: Waaaa! http://youtu.be/KftpUbScl6M




No hay comentarios:

Publicar un comentario