jueves, 10 de mayo de 2012

No desistas


Se hizo la luz,
cubrió los mares
de sonrisas empalizadas.
Enfrente de mí,
en forma de cascada.
Me mostraste el coraje
desde el entorno
que no mencionaban
en la entrada.
Me llamaste mariposa
y caminaste junto a mí
cuando nadie me miraba.
Me notaste selva vasta
cuando había escasez
y no relucían los peces
en el agua.
Viste lo que escondía
bajo la alfombra
en la parte fragmentada
de mi alma.

Se hizo la luz
y no pude evitar
decirte que no lloraras.
Y quise ayudarte
con el silencio,
entendiendo lo que
te pasaba.
Y te busqué en lo bello,
en lo bueno,
en todo lo que hiciste
cuando te necesitaba.
Ahora espero que se
ilumine tu camino,
levantes tu rostro,
y busques la fuerza
en donde sabes encontrarla.
Dejo grabadas las palabras
que harán que tornes la mirada,
y no desistas del camino,
en donde te esperan
tu amigos y tu libreta
olvidada.
















No hay comentarios:

Publicar un comentario