lunes, 23 de abril de 2012

Verde

Las palabras se deslizan 
el suelo estalla 
el ruido sofoca
los labios reencarnan
la musa me nombra 
la penumbra se enciende
la madera se enrosca
y me siento a calmarla...
mirando un cielo silvestre
que sabe que me encanta
y yo me detengo...
en el espacio verde
con el cantar de las hadas.










No hay comentarios:

Publicar un comentario