martes, 3 de abril de 2012

Aún soy tu nieta, la misma


Recuerdo ese flash en los ojos.
Esa palmadita en la espalda
Ese micro segmento de tu risa
Recuerdo colores en una burbuja...
Esa felicidad en tus mejillas
Ese no se qué, cómo, ni cuando
que decías y no decías.
Recuerdo que cerrabas las ventanas,
que sabías el valor de la palabra
y que no despertabas si llovía.
Recuerdo aquel diciembre
cuando me dijiste te quiero
y el corazón me dió el salto
que siento todavía
Recuerdo que aún tengo

 el lugar que mereces,
aunque hayas pasado
de la muerte
a una mejor vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario